El dinero de Conmebol, el cálculo de Damiani, la sorpresa de Valdez y el rol de Casal

La medida de los clubes apunta al contrato con Fox y debilitó la postura del presidente uruguayo Wilmar Valdez para las elecciones del organismo
La puesta en escena fue poderosa. Varios de los principales dirigentes de América reunidos en el lujoso Hotel Radisson, y posando para una veintena de medios. Y detrás de esa puesta en escena, una jugada política fuerte. Quince de los clubes más importantes de América crearon la Liga Sudamericana de Clubes, una fuerte medida al estilo del "G-14" europeo para reclamar más ingresos, y más transparencia en la Conmebol.

Tras el peor año en la historia del organismo, donde toda su plana mayor fue detenida o es requerida por la Justicia, quince de los clubes más fuertes del continente (entre ellos Peñarol, Nacional, Boca, River y San Lorenzo) exigieron a través de un comunicado una reunión urgente del Ejecutivo de la Conmebol, para reclamar un aumento en el monto que reciben los clubes por la Copa Libertadores. Además, exigieron que el monto correspondiente a cada partido sea girado siete días antes de cada partido y la eliminación del porcentaje de 10% de las recaudaciones que va para Conmebol.

También pidieron la derogación de artículo 69 del estatuto, que establece que la propiedad de los derechos de TV es de Conmebol y no de los clubes.

Pero la medida, a poco más de dos semanas de las elecciones de Conmebol, no fue casual. En entredicho quedó, más que nunca, el contrato de derechos de TV firmado por el expresidente de Conmebol Juan Angel Napout –hoy preso– con la empresa FoxSports, un contrato que marca la temperatura política del fútbol sudamericano.

Además, en la recta final de la campaña electoral –ayer se venció el plazo para presentar las candidaturas– fue un fuerte mensaje a ambos candidatos, el uruguayo Wilmar Valdez y el paraguayo Alejandro Domínguez. Pero sobre todo, fue un duro golpe político para el uruguayo, que recibió críticas durante toda la jornada en su propio país, que se consideraba su base política a partir de la cual sostener su candidatura.

La soltaron la mano

El 22 de diciembre fue el sorteo del fixture de la Copa Libertadores de América. Y en las reuniones entre bambalinas, los dirigentes uruguayos comenzaron a trabajar para conseguir votos para Valdez, el candidato uruguayo. "Parece que los únicos que pueden ser presidentes son los paraguayos. Hay que darle oportunidad a otra gente", expresó Juan Pedro Damiani a Hora 25. Y agregó: "(Wilmar Valdez) la tiene difícil, pero la tenemos que jugar nosotros y la tiene que jugar Argentina".

Sin embargo, por estos días ese apoyo cambió. "Yo ya hubiera tomado resoluciones mucho más gruesas. Hubiese sido mucho más Ejecutivo", dijo Damiani a Sport 890 y luego añadió: "Lo primero que tendría que hacer Valdez es intentar que cambien las cosas. Si no, no sería un buen candidato".

¿Qué cambió en pocos días?

Damiani habló con Referí y sostuvo: "El apoyo a Valdez siempre se lo di. No cambió nada. El tema es que uno siempre quiere jugar a ganador. Intenté por todos los medios que pudiera ganar la presidencia de la Conmebol, pero hoy es difícil. Si él hubiera hecho esto que hizo Peñarol, seguramente tendría el apoyo de todos, no solo de nosotros. Brasil y Argentina van a apoyar al paraguayo Alejandro Domínguez. Pero si Valdez tiene chance de ganar, es seguro que tendrá nuestro apoyo".

De hecho, según pudo saber Referí, Domínguez lleva la delantera en la elección: tiene los votos de Paraguay, Brasil (que mandató a sus clubes a no viajar a la reunión de ayer), Colombia y, según Damiani, ya sumó a Argentina.

En síntesis, Peñarol vio que Valdez no conseguiría los votos suficientes, por lo que ya no se sintió obligado a estar cerca del uruguayo. Y lanzó su agenda, y bien fuerte.

"Era lógico que hubiera un 10% para la Conmebol de cada club cuando no había TV para solventar los gastos de funcionamiento de la misma, pero hoy los dineros son enormes. Un producto tan bueno como es el fútbol, ¿para qué se necesitaba un bróker para que lo pudiera negociar? Lo que pretendemos hacer es que haya competencia, transparencia y procesos serios y licitatorios y que haya más dinero", agregó Damiani.

Según pudo saber Referí, la intención de Peñarol fue postergar las elecciones de la Conmebol previstas para el 26 de este mes. Se entendía que era una buena señal que los dos presidenciables depusieran ayer sus candidaturas para abrir el panorama, pero no se dio. Nacional, Olimpia y otras instituciones votaron en contra.

El contrato y la figura de Casal

En tanto, desde el entorno de Valdez se tomó con sorpresa y molestia la movida de Damiani por entenderse que es en contra de Valdez, y creen que es una jugada política de los clubes con el visto bueno de Francisco "Paco" Casal, que con su empresa Global Sports presentó, durante los gobiernos de Eugenio Figueredo y Juan Ángel Napout, diferentes ofertas para quedarse con la televisación del fútbol sudamericano. Entienden que en el ámbito del fútbol sudamericano le ha jugado en contra ser asociado como un candidato cercano al empresario, pero que al mismo tiempo está pagando las consecuencias de mantener el contrato de Fox.

A su vez, desde el entorno de Valdez recordaron a Referí que el presidente interino lleva apenas un mes en el cargo, que no existió tiempo material para llevar a cabo las reformas y que lo de ayer solo conspira contra los intereses. "¿Cómo vas a poder hacer algo si la Conmebol recién abrió la semana pasada? Si estos clubes piensan rescindir el contrato con Fox en una semana están mal de la cabeza", explicó una fuente cercana al presidente de la AUF, asegurando que, si bien es una postura atendible, llevaría meses, en caso de tener dictámenes jurídicos suficientemente fuertes.

Consultado acerca de si está la figura de Francisco Casal con su empresa Global Sports detrás de toda esta movida, Damiani dijo: "No. Casal hizo una propuesta hace mucho tiempo y fue quien manifestó las diferencias económicas que había. Pero esto es una manifestación espontánea de los clubes que nos sorprendimos por la secrecía que había después de lo que había sucedido en el mundo del fútbol que se aumentaba de US$ 50 millones a U$S 150 millones y simplemente se incrementaba un 40% nada más los ingresos. Ya pedimos que se incrementen los contratos y con la información que la Conmebol va a aportar, sabremos si están correctas o no las cuentas que hemos hecho".

Consultado también sobre si Casal tiene algo que ver con este tema, el presidente de Nacional dijo a Referí: "No. Casal es un referente de la televisión, tiene una empresa, pero no tiene nada que ver".

"Bienvenida sea la inquietud de los clubes pero hay que explicar cuáles son los números, que los clubes vean", dijo Valdez ayer en Sport 890. "Hay que entender que estamos viniendo de 30 años o más de determinado manejo. Viene una etapa de sentarnos en una mesa y respetarnos cada uno en su función y acordar nuevas cosas. Para mí es fundamental que las autoridades estén instaladas para sentarse a negociar con certeza". Sin embargo, los principales clubes de América, encabezados por Peñarol, pueden haberle dado ayer un golpe definitivo.

Populares de la sección

Acerca del autor