El Diente necesita un socio

Si no aparece López en su faceta de goleador, Nacional carece de contundencia y ante Corinthians lo sintió
Nacional hizo casi todo bien el miércoles contra Corinthians. Solo le faltó el gol, nada menos, y por eso no pudo ganar para viajar con mayor comodidad a la revancha del próximo miércoles. La carencia de punch es uno de los inconvenientes que ha tenido el equipo de Munúa en determinados partidos: si no convierte Nicolás López, escasean los goles.

El Diente tomó la posta que dejó Iván Alonso y está cumpliendo. Con 10 tantos en 15 partidos es el goleador de Nacional en el actual semestre. El tema negativo para el colectivo albo es que los que le siguen suman apenas dos cada uno: Leandro Barcia, Kevin Ramírez y Léo Gamalho, el brasileño que llegó para cubrir la baja de Alonso.

La misión que tienen Barcia y Ramírez en el sistema táctico los aleja del área. Si bien tienen velocidad y desborde, pierden contundencia al desdoblarse para ocupar puestos defensivos cuando el rival tiene la pelota. Les pasó contra Corinthians: taparon las subidas de los laterales y volantes brasileños, pero prácticamente no llegaron con peligro al fondo rival.

En los primeros partidos del año Nacional jugaba con Ignacio González de enganche y López más arriba. Ahí prevaleció el tacto goleador del Diente: jugados cuatro partidos había anotado seis goles. Pero Nacho bajó su nivel y sumado a un problema muscular, terminó afuera de la oncena. Matías Cabrera no fue la solución (luego se contagió paperas) y Munúa retrasó unos metros a López.

Esto determinó que bajara su producción goleadora. Sus aptitudes futbolísticas le permiten perfectamente arrancar desde más lejos del arco y generar fútbol, pero necesita un socio que colabore con goles.

Sebastián Fernández realiza un gran despliegue, el otro día hasta generó una ocasión de cabeza (pese a su estatura de 1,66 metros), pero tampoco es un artillero empedernido.

A Munúa le queda poco para echar mano. Gamalho jugó un gran partido contra El Tanque, ilusionó a todos, pero después su nivel decayó. Es un delantero para pelear en el área, para ganar de cabeza si el equipo apuesta a los centros, pero no colabora con el juego asociado.

El otro centrodelantero del plantel es Juan Cruz Mascia, quien suma 62 minutos en el Clausura, 14 en la Copa y cero gol. El argentino Alejandro Barbaro hace rato que perdió pie y Christian Tabó gritó un gol propio recién en este segundo pasaje por el club.

En los siete partidos que van de la Libertadores Nacional marcó seis goles (también le hicieron seis), de los que tres fueron de López. De acuerdo al sistema de clasificación, el tricolor puede pasar a cuartos sin marcar (si empata 0-0 en San Pablo define por penales), pero a la larga el equipo va a sentir el cimbronazo.

La terminación de las jugadas es el déficit y encontrarle un socio para el Diente, tarea para el DT.

Goleadores en 2016


Nicolás López 10 (3 de penal)
Leandro Barcia 2
Léo Gamalho 2 (1 de penal)
Kevin Ramírez 2
Sebastián Fernández 1
Ignacio González 1
Santiago Romero 1
Christian Tabó 1
Mauricio Victorino 1
Felipe Carballo 1
Alfonso Espino 1

Populares de la sección

Acerca del autor