El día que esperaba Peñarol

Los aurinegros visitan esta tarde a Cerro Largo en el Ubilla y cierran un torneo para el olvido

Aquella tarde del 17 de agosto, cuando todavía los hinchas  de Peñarol disfrutaban los ecos de la conquista del Campeonato Uruguayo de 2012-2013, solo le daban cabida a nuevos sueños. A la esperanza de repetir el título en el torneo que se iniciaba, con nuevo entrenador y la base del equipo que había dado la vuelta olímpica poco tiempo antes. Sin embargo, aquel partido en el que una multitud copó el Estadio Centenario, se transformó en el comienzo de una campaña para el olvido.

La derrota 4-2 ante River Plate fue solo la primera página de una obra de terror. De una obra que tuvo todo lo peor que pueda imaginarse el hincha y que se fue potenciando con las sucesivas derrotas, que hundieron a Peñarol en el fondo de la tabla. Los aurinegros estuvieron decimoterceros  entre 16 en la clasificación.

A las derrotas se sumó la desconfianza, a la desconfianza la inseguridad y el equipo ingresó en un espiral del que solo pareció salir en el clásico, pero en el que volvió a ser atrapado por la inoperancia de un equipo que falló en su propuesta, en sus objetivos.

Pese a que el entorno pedía a gritos el cambio de entrenador, los dirigentes confiaron en su proyecto y le dieron crédito hasta que ya no quedó más margen. Entonces, en la sexta fecha Diego Alonso abandonó el club y llegó Jorge Goncálvez, el entrenador de Tercera división que desde hacía tiempo pedía un lugar en el primer equipo.

Poco cambió. El problema estaba en la cancha. En la mala suerte y en la falta de confianza.

Hay que rascar para encontrar un equipo con tanta mala fortuna como la que sufrió Peñarol en este Apertura. Como la de los dos goles que recibió Juan Castillo, uno de ellos de arco a arco, en la tercera fecha ante Rentistas. Eso motivó el cambio en el arco, y al partido siguiente, Danilo Lerda protagonizó la acción que terminó con el balón en la red.

El positivo de Darío Rodríguez en un control de dopaje, que se registró en la temporada anterior pero se oficializó en la pretemporada del Apertura. El cambio en la sanidad. Las reiteradas lesiones de los futbolistas. Joe Bizera llegó como figura y nunca consiguió sobreponerse a un problema en la ciática. Las sobrecargas y contracturas musculares de Carlos Núñez. El esguince de rodilla de Marcelo Zalayeta. En el partido de hoy los aurinegros tienen a una decena de futbolistas en sanidad.

El bajón futbolístico de Fabián Estoyanoff, uno de las principales figuras de Peñarol campeón en mayo.

En medio de tanto sufrimiento, desconcierto y desconsuelo entre los aurinegros, por el crítico momento futbolístico, la mejor noticia que podía recibir Peñarol, después del triunfo en el clásico, es que hoy termine finalmente el Torneo Apertura y que acabe una de sus peores actuaciones (consiguió el 45% de los puntos). Eso sucederá cuando visite a Cerro Largo en el Ubilla de Melo a partir de la hora 18. Se termina el sufrimiento para los hinchas.

La previa

Cerro Largo: 1. Álvaro García, 23. Raúl Etchandía, 4. Jonathan Souza Motta 15. Adrián Romero, 11. Mauricio Ruiz, 27. Rodrigo Álvez, 6. Guillermo Moretti, 8. Ademar Martínez, 18. Adolfo Lima, 22. Enzo Borges, 14. Rino Lucas. Director técnico: Eduardo Uzal
Peñarol: 1. Juan Castillo, 2. Baltasar Silva, 15. Jonathan Sandoval, 4. Gonzalo Viera, 3. Nicolás Raguso, 19. Sebastián Píriz, 5. Ignacio Nicolini, 14. Luis Aguiar, 18. Mauro Fernández, 8. Antonio Pacheco, 21. Jonathan Rodríguez. Director técnico: Jorge Goncálvez
Cancha: Estadio Ubilla de Melo
Hora: 18
Televisa: Vtv (en DirecTV canal 636)
Árbitro: Christian Ferreyra
Asistentes: Carlos Changala y Danilo Giménez
Precios: tribuna (Peñarol) $ 400 y platea (Cerro Largo) $ 250 y socios gratis.




Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios