El despilfarro de Liverpool

Los millones que los reds obtuvieron por la venta de Luis Suárez no le sirvieron para ser competitivo
El pasaje de Luis Suárez por Liverpool marcó a fuego al equipo de Anfield. Con la presencia del uruguayo, el equipo volvió a pelear la Premier League y retornó a la Liga de Campeones. Su ausencia en la cancha se extraña. Y los millones que dejó su transferencia se evaporaron en jugadores que pasan sin pena ni gloria.

Suárez desembarcó en Liverpool en enero de 2011. Desde entonces hasta el período de pases que terminó el mes pasado, los reds contrataron 34 jugadores.

De esos 34 jugadores, 15 terminaron siendo transferidos.

¿Cuántos terminaron siendo negocio para el equipo inglés? Solo dos jugadores. Suárez, que fue comprado en € 26,5 millones y vendido en € 81 millones y un marroquí llamado Oussama Assaidi, adquirido a Heerenveen en € 4 millones en 2012 y vendido este año a Al-Ahli en € 6 millones.

Suárez no solo llenó las castigadas arcas del club (€ 54,5 millones) sino que sus prestaciones deportivas fueron superlativas: 82 goles en 133 partidos contra 12 encuentros jugados por Assaidi en dos temporadas.

De la comparación se desprende que el único verdadero negocio que hizo Liverpool fue Suárez en los últimos cinco años.

Pero en este período, el club propiedad de Fenway Sport Group hizo pésimas contrataciones.

La más emblemática es tal vez la de Andy Carroll, el centrodelantero por el que pagaron € 40 millones a Newcastle en el mismo mercado de pases en el que llegó Suárez y que coincidió con la venta de Fernando Torres a Chelsea a cambio de € 58 millones.

¿Qué pasó con Carroll? Hizo 11 goles en 58 partidos, en 2012 se fue a préstamo a West Ham United a cambio de € 1,25 millones y en 2013 se lo vendió en forma definitiva por € 17,5 millones.

Linda forma de perder más de € 21 millones.

Otro de los peores negocios lo hicieron con Stewart Downing por el que pagaron € 22,8 millones a Aston Villa en 2011 y dos temporadas después lo transfirieron a West Ham en € 5,8 millones.

En un equipo acostumbrado a abrir la billetera para reforzarse, un ingreso de € 81 millones por un jugador debió representar una bocanada de oxígeno.

Pero el gran problema de Liverpool fue volver a invertir mal.

Embed

¿Qué hizo el equipo con los inrgesos percibidos por Suárez? Comprar, comprar y comprar.

Entre los fichajes de la temporada 2014-2015 y la que recién comenzó de 2015-2016, el equipo de Anfield gastó por € 259.530.000.

Contrató 14 jugadores, entre ellos seis delanteros.

Los que llegaron la pasada temporada lejos estuvieron de disimular la partida de Suárez: Rickie Lambert, Lazar Markovic y Mario Balotelli.

Entre los tres sumaron 10 goles tras una inversión de € 50,5 millones.

Suárez se despidió de Liverpool (2014) como goleador de la Premier League (31 goles), guió al equipo al vicecampeonato (por primera vez desde la temporada 2008-2009) y lo llevó de la mano a la Liga de Campeones.

¿Qué pasó con Liverpool la pasada temporada? Quedó eliminado en fase de grupos de la Champions, pasó a jugar la Europa League donde quedó afuera en 32avos de final y en la Premier terminó en el sexto puesto, nuevamente afuera de la Liga de Campeones.

Eso exacerbó el ánimo gastador. Solo contando la delantera, los reds sumaron a Roberto Firmino, Christian Benteke y Divock Origi (lo compraron en 2014 pero se quedó un año a préstamo en Lille) a cambio de poco más de
€ 100 millones.

Por ahora, solo Benteke suma dos goles y Liverpool ocho puntos sobre 18 disputados.


Populares de la sección

Acerca del autor