"El deporte uruguayo es heroico"

Óscar Gadea, miembro del grupo de apoyo al alto rendimiento, analizó la realidad del deporte nacional con el telón de fondo de los Juegos Odesur

Fue atleta, es entrenador y preparador físico. Lleva 40 años en el deporte y 22 viajando por el mundo dando cursos de capacitación para la IAAF (la FIFA del atletismo). Conoce todos los secretos del éxito deportivo de las principales potencias mundiales y en enero del año pasado se convirtió en una pieza clave de un proceso de reestructuración del alto rendimiento uruguayo. Su nombre: Óscar Gadea. Su rol: metodólogo.  

Es una de las voces más indicadas para analizar lo que pasa con Uruguay en los Juegos Odesur que se disputan en Santiago.

Como metodólogo, Gadea trabajó con los planes de entrenamiento de todos los deportistas que asistieron a Santiago 2014. Junto a él trabajaron José Luis Dávila como evaluador de esos planes de entrenamiento y Verónica Tutte como psicóloga.

Gadea, cuyo récord nacional de lanzamiento de bala está vigente desde 1989, destacó que la experiencia fue muy “enriquecedora en los intercambios con entrenadores y deportistas”.

“Nos encontramos con realidades muy distintas. Hay federaciones con una estructura muy consolidada y hay otras donde el teléfono lo atiende el presidente de su casa. Hay enorme disparidad en la experiencia en formación de los entrenadores. Hay deportistas con una dedicación total y otros que se lo toman más light”, comentó Gadea.

“Hay una cosa peor que tener una mala estructura: no tener estructura. Además, el deporte uruguayo es heroico por parte de los atletas, entrenadores y también de los dirigentes que invierten mucho de su tiempo y de su dinero en muchos casos”, agregó.

La pregunta cayó por su propio peso. ¿La evaluación de los Odesur se hará en comparación con las medallas ganadas en Medellín 2010 (fueron 13 y por ahora se conquistaron 11)?

“La forma de evaluar cuánto vale una medalla es casi infinita. Uruguay, hoy, más allá de preocuparse del número de medallas, debe preguntarse si esto que estamos empezando a hacer es para ganar más medallas en el Odesur, a un año de haber empezado con esta propuesta. Si respondemos que lo hecho hasta ahora era para ganar más medallas, vamos a tener problemas”, afirmó.

“Yo trabajo como metodólogo para la Confederación Argentina de Atletismo y para el Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) en Argentina. Este empezó en 2011 y además de toda la estructura que se generó comenzó a inyectar grandes sumas de dinero. Al año y medio, en los Juegos Olímpicos de Londres, Argentina registró una de las peores actuaciones en medallas en la historia. ‘¿Qué hacemos?’ nos dijimos. ‘¿Nos pegamos un tiro y nos vamos?’ No. Hay que ajustar, analizar, revisar y hay que ser profundamente autocríticos”.

“Sabemos que venimos con una tendencia negativa de 26 medallas (en 2002), 21 (2006)y 13 (2010). Eso indica que estamos en una posición complicada. Pero esto es un primer ensayo, un primer paso de un camino”, expresó.



Lo positivo
* Se generó una amplísima base de datos de los principales deportistas de 30 federaciones con el trabajo del grupo de apoyo al alto rendimiento: “Ahora tenemos datos biomédicos de 180-190 deportistas y también datos de niveles de capacidades físicas como saltabilidad, resistencia o potencia”
* Se otorgaron becas por primera vez en la historia para los Juegos Odesur como inicio del ciclo olímpico de Rio 2016
* Se hizo un convenio con el Consultorio Médico del Deportista, para tratar lesiones deportiva
* Comenzó a operar una reestructuración del deporte uruguayo
* Se logró que todos los entrenadores compartieran con el grupo sus planes de entrenamiento
Lo negativo
* “Hay varios deportes que no tienen un lugar físico estable para entrenar. Sé que se están haciendo esfuerzos para lograrlo pero no estoy en ese nivel de decisión. Fue uno de los reclamos más recurrentes de parte de los deportistas. Otro es disponer de más horas para entrenar. Mejorar otras instalaciones y el equipamiento, es algo a lo que siempre hay que apuntar”, dijo Gadea
* Con respecto a ese punto se habló de comenzar a hacer un centro de alto rendimiento, pero la idea se archivó. Luego se empezó a negociar con Neptuno un centro de entrenamiento pero el convenio nunca se llegó a firmar
* Se entregaron becas a varios deportistas (27) pero recién se comenzaron a pagar en enero de este año



En vivo y en directo
Carlos Pazos, director de promoción deportiva en la Dirección Nacional de Deportes, expresó a El Observador su felicidad tras la jornada del sábado donde Uruguay obtuvo dos oros en atletismo.

“Hay dos factores que son fundamentales para medir el alto rendimiento: el nivel de inversión económica y la cantidad de habitantes de una nación”, expresó.

“Estamos muy lejos del resto en Sudamérica en eso, pero no en cuánto a calidad de deportistas. Y no lo digo solo por las medallas del atletismo. Te doy un ejemplo: vi la pelea de Maykel Rivas contra un venezolano (categoría mosca). Es un botija que salió del programa Knock Out a las Drogas y en el primer round se lo salió a devorar al rival con unas ganas imponentes. Le pegó por todos lados. Pero se gastó todas las balas y terminó perdiendo por puntos”.

Pazos contó que después del combate fue a hablar con el entrenador del púgil venezolano: “Le pregunté cuántos combates internacionales tenía y me dijo que 40 y cuando le pregunté cuántas peleas a nivel local me quería morir: ¡270!”, expresó.  

¿Sirve ir con tantos atletas?
Para Gadea llevar un representación de más de 200 atletas es muy “positivo” a pesar de que hay deportes donde Uruguay está lejos de competir aún a nivel sudamericano. “Para los Juegos Panamericanos, el número se achicará naturalmente”.

Cuando se le consulta en qué deporte puede ser “competitivo”  Uruguay responde: “Si hay que ser competitivos, ¿qué hacemos con el básquetbol si no tenemos gente de más de dos metros ni 10 García Morales que cierren los ojos y metan triples? Entonces, el análisis absolutista no sirve”.

“Entre los últimos tres Odesur y tres Panamericanos el 80% de las medallas las ganamos en deportes individuales. Sin embargo, en estos Juegos el rugby ganó dos medallas. Entonces no se trata de ver qué deporte dejar afuera y a cuál incluir. Lo que hay que ver es qué proyección a futuro, qué nivel, qué estructura y qué necesidades tiene cada deporte”, argumentó.

Gadea está ansioso de volver a juntarse con entrenadores y deportistas para conversar sobre las actuaciones en los Odesur. Confía en que el camino que Uruguay empezó a recorrer lo hará crecer a largo plazo. Pero también tiene un temor: “Si volvemos a empezar en otra dirección habremos perdido todo lo que ya trabajamos”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios