El decálogo que hace fuertes a los tricolores

La continuidad del plantel, la madurez del técnico y el nivel de varios jugadores destacan en el tricolor
Nacional pisó fuerte en su debut en la Copa Libertadores. El jueves venció 1-0 a Lanús, último campeón argentino, en Buenos Aires. Pero nada es casualidad. El tricolor tiene bases sólidas que se remontan a un año y medio atrás, y eso repercute positivamente en el rendimiento del equipo.

Después de ganar el Campeonato Uruguayo 2014/2015 con la conducción de Álvaro Gutiérrez, quien tuvo que adaptarse a las urgencias del equipo para salir de un momento crítico (el caos que fue perder 5-0 el clásico) y alcanzar el título, a mediados de 2015 irrumpió Gustavo Munúa como entrenador.

El exgolero, que hacía su primera experiencia como entrenador, llegó con estilo propio, tratando de imponer su idea recogida en los años que estuvo en Europa. Nacional tuvo en esa temporada 2015/2016 momentos notables y de los otros. Llegó a cuartos de final de la Libertadores 2016 y estuvo a un penal de clasificar a semifinales en la Bombonera frente a Boca.

Después arribó Martín Lasarte al club, con otro recorrido, con la madurez de los años y la experiencia de haber trabajado en Europa y en dos equipos grandes de Chile. El técnico actuó con inteligencia. Respetó la idea táctica que el equipo había desplegado con Munúa y le dio su identidad: menos riesgos en la salida, más verticalidad.

Pero para eso ha sido importante el plantel. Los ocho jugadores que más partidos disputaron con Munúa en el segundo semestre de 2015, aún permanecen en el equipo: Conde, Porras, Espino, Polenta, Romero, Fernández, Fucile y Barcia, que ahora está lesionado. Prácticamente es la base de la alineación, que en los semestres posteriores sufrió cambios mínimos. No tuvo bajas trascendentes y llegaron jugadores para cubrir puestos específicos: Ramírez, Silveira, Viudez, Ligüera, Otálvaro, Rolín.

Es así que con una base de futbolistas con continuidad y una idea táctica que ha variado poco, Nacional logró construir un equipo fuerte, con por lo menos 10 puntos altos (ver El decálogo tricolor) que lo llevaron a ganar el Uruguayo Especial 2016 y permanecer invicto en el arranque de la temporada 2017.

Los puntos altos del tricolor



1 El Plantel


Continuidad. Once futbolistas que integran el actual plantel de Nacional ya jugaron la pasada Libertadores con el tricolor y alcanzaron los cuartos de final. Entre ellos hay siete que continúan integrando el equipo titular: Conde, Espino, Romero, Polenta, Ramírez, Fucile y Fernández.

2 El técnico


Madurez. A los 55 años Martín Lasarte tiene un recorrido que avala su presente. La madurez del entrenador, que después de dirigir en el fútbol uruguayo, hizo experiencia al frente de Real Sociedad y dos grandes del fútbol chileno, Universidad de Chile y Universidad Católica.

3 Táctica


Planteo ideal. El guión táctico que llevó a cabo Nacional en Buenos Aires fue acorde a ese partido y al rival que tenía enfrente. Cambió el esquema 4-2-3-1 del fútbol local y se protegió un poco más con un 4-4-2. De todas formas no se quedó atrás, sino que salió a presionar la salida de Lanús.

4 Conde


Confianza. La actuación de Esteban Conde es otro de los puntos altos del equipo, porque a veces le llegan poco y tiene que estar atento. Contra Lanús le cabecearon dentro del área chica en el segundo tiempo y reaccionó en gran forma, con una atajada que valió tanto como un gol a favor.

5 Defensa


Solidez. Diego Polenta y Rafael García se están afianzando cada vez más en el centro de la zaga. El jueves se sumó a ellos Alfonso Espino con un rendimiento notable en la marcación de Alejandro Silva. Y además asistió a Silveira en el gol. Fucile completa la línea de cuatro.

6 Ataque


Variedad. Kevin Ramírez es el hombre de ofensiva más destacado en los últimos partidos de Nacional. El ex Wanderers le imprime velocidad por la banda izquierda. Brian Lozano por derecha intenta lo mismo y Seba Fernández realiza un gran desgaste.

7 Silveira


En ascenso. El centrodelantero, que llegó como una opción más en el avance tricolor, es hoy un referente. A medida que pasan los partidos se lo ve con más confianza. A su habitual despliegue, en el partido frente a Lanús sumó remates desde afuera del área. Luego marcó el gol del triunfo y salvó a su arco de caer en el primer tiempo.

8 Experiencia


Buen promedio. Nacional tiene un plantel de futbolistas maduros, con experiencia y recorrido en el fútbol. El equipo titular del jueves contra Lanús tenía un promedio de 28 años de edad. Los más jovenes son Kevin Ramírez (22) y Hugo Silveira (23). El de mayor edad es Esteban Conde (34).

9 Plantel


Variedad. El banco de suplentes también es clave. Lo ha sido en los tres partidos del torneo Apertura. Luis Mejía, Martín Ligüera, Rodrigo Aguirre, Tabaré Viudez, Sebastián Rodríguez, Brian Lozano, además de Alexis Rolín y Leandro Barcia que están en recuperación.

10 Físico


Tulbovitz. Los jugadores albos también marcan la diferencia con su estado atlético. No en vano el preparador físico Marcelo Tulbovitz fue elegido como el mejor de la temporada pasada en la encuesta Fútbolx100. Los tres partidos del Apertura los ganó en el complemento.

Populares de la sección

Acerca del autor