El debut tan esperado

Peñarol enfrenta a El Tanque Sisley en lo que será el primer encuentro como DT principal de Jorge Goncálvez; afronta este compromiso con varias bajas por lesión y suspensión

Mirar la tabla de posiciones del Torneo Apertura tras haberse disputado la sexta fecha y ver que Peñarol está abajo, bien abajo, es algo poco usual. Era algo totalmente impensado cuando dio comienzo la competencia. Pero también es lo que indica la realidad.

En  ese contexto es que el conjunto capitaneado una vez más por Antonio Pacheco saldrá en la tarde del sábado a enfrentar a El Tanque Sisley, un rival de cuidado, que salvo la última vez que se enfrentaron (goleada aurinegra por 4-0), normalmente complica a los grandes.

Claro que hubo cambios e importantes. El más trascendente es que ya no está más Diego Alonso como técnico. Duró ocho encuentros –dos por la Copa Sudamericana y seis por el Apertura– y, como sucede siempre, los resultados fueron determinantes para que se alejara del club.

Por eso, el partido del sábado tiene un condimento especial, algo que le agrega más sal y pimienta al compromiso ante los fusionados: se tratará del debut oficial de Jorge “Tito” Goncálvez como entrenador principal de los carboneros.

Pocos en el fútbol de hoy conocen tanto a Peñarol como Tito Goncálvez, quien fuera jugador hace algunos años y que venía desarrollando su actividad desde hace un buen tiempo como orientador de la Tercera división.

El flamante técnico mirasol no realizará demasiadas variantes con relación a lo que venía siendo el equipo principal.

Sacó de la oncena a Marcel Novick y pasó a Emiliano Albín del lateral a jugar como volante.

El doble 5 lo formarán Sebastián Píriz y Luis Aguiar, en tanto que devuelve a la titularidad al Lolo Fabián Estoyanoff, quien había sido relegado al banco de suplentes por Alonso.

A su vez, y más allá del grueso error que le costó el gol de Wanderers en el encuentro anterior, Tito Goncálvez le da toda la confianza al argentino Danilo Lerda para que siga en el puesto de arquero.

Los aurinegros tienen a tres futbolistas lesionados para este compromiso y a dos suspendidos.

Entre estos últimos, están Darío y Jorge Rodríguez. El primero de ellos cumplirá el sábado su sanción, en tanto que al Japo le resta aún un encuentro más.

En materia de lesionados, la principal baja que tiene Peñarol para enfrentar el sábado a El Tanque Sisley es la de Marcelo Zalayeta.

Más allá de que el delantero no venía jugando en su verdadero nivel, siempre es un futbolista que puede inventar en la cancha y que es una materia complicada para sus marcadores.

Zalayeta no entrenó durante toda la semana debido a que el pasado sábado experimentó un esguince de rodilla y si bien fuentes del club dijeron a El Observador que esperan contar con él para el encuentro del domingo que viene contra Cerro en el Estadio Luis Tróccoli, su presencia no está segura ni mucho menos.

Otro jugador importante quien se volverá a perder un nuevo encuentro del club es Joe Bizera.

El zaguero, al igual que Zalayeta, desde el sábado pasado que presentó un cuadro febril y no entrenó con normalidad en la semana.

Sin embargo, no es por eso que el sábado no jugará. Experimentó una contusión en las cercanías del nervio ciático que lo relegará una vez más.

Desde su regreso a Peñarol, Bizera solamente pudo jugar 128 minutos, ya que cabe recordar que en el pasado compromiso ante los bohemios, dejó la cancha al término del primer tiempo por un pinchazo en un posterior.

Por último, Jonathan Sandoval tampoco está a la orden debido a una contractura.

En tanto, Raúl Möller, técnico de El Tanque Sisley no podrá contar con cuatro futbolistas que aún pertenecen a los aurinegros, por contrato. Ellos son Yefferson Moreira, Cristian Palacios, Joaquín Aguirre y Jonathan Siles.

A su vez, tampoco estará Danilo Asconeguy quien se esperaba al menos que pudiera estar a la orden en el banco de suplentes.

De todas formas y como suele suceder, Möller es un técnico ducho en la materia y se las ingeniará para intentar complicar a Peñarol que necesita imperiosamente de una victoria para comenzar a salir de la zona insólita en la que se encuentra en las posiciones.

Por todo eso, el partido del sábado a la tarde tiene varios condimentos como para que, a priori, se pueda pensar en un compromiso atractivo.

Tito Goncálvez le pidió a la gente del club que acompañe. Él espera que los resultados también comiencen a acompañar.


Populares de la sección

Comentarios