El debate sobre el Mundial de 48 equipos

nfantino insiste, aunque el modelo tiene varias desventajas
Un Mundial de 40 países? ¿A 48 con repesca antes del inicio de la competición? La FIFA quiere extender su torneo icono, pero debe encontrar todavía la fórmula correcta ante de hacer su elección, prevista en enero y que podría aplicarse desde 2026.

"El objetivo de la FIFA es tener más países (en el Mundial) de cualquier manera", explicó el presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noel Le Graet. El responsable galo forma parte de la veintena de presidentes y secretarios generales de las federaciones, todos francófonos, que la FIFA reunió este martes y miércoles en Roissy (afueras de París) para debatir sobre la extensión del Mundial.

¿Por qué aumentar?
Esta medida fue una promesa de la campaña del presidente de la FIFA, el italo-suizo Gianni Infantino, elegido en febrero. Además, se popularizó entre las "pequeñas" federaciones, que tendrían más posibilidades de disputar la máxima competición internacional. Sin duda, ofrecería la oportunidad a más equipos africanos y asiáticos.
La reciente Eurocopa de Francia brindó la opción a selecciones como Islandia, que realizó una excelente actuación con la eliminación de Inglaterra en los octavos de final, pero también a otros países como Gales e Irlanda del Norte, lo que contribuyó a incrementar una vibrante atmósfera entre los seguidores. Además, habría más encuentros para vender a las cadenas de televisión.

Inconvenientes
Todas las fórmulas estudiadas tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. "Propuse un formato de 40 equipos. Diez grupos de cuatro u ocho grupos de cinco, las dos variantes se están estudiando. Con estas dos variantes, tendríamos en cuenta que daríamos más oportunidades para que participen más equipos", explicó el presidente de la FIFA.

En otros términos, el Mundial complicaría su sistema, ya que el formato actual prevé que pasen los dos primeros de cada grupo.

"Tuvimos el ejemplo de Albania en la Eurocopa, que tuvo que esperar una semana antes de saber si estaba clasificada", prosiguió Infantino.

¿Es factible 48 equipos?
La fórmula consistiría en 16+16. En el país anfitrión de la competición, justo antes de que comience la fase final, 16 partidos de repesca se celebrarían entre los países que no se han clasificado directamente a través de las eliminatorias tradicionales. Los 16 vencedores de esta repesca se unirían a los otros 16 ya clasificados para la competición. Y el Mundial salvaría su estructura actual de 8 grupos de 4 equipos.

Sin embargo, hay un problema que genera un gran debate: Un equipo y su afición se desplazarían a un país para tan solo un encuentro.

Otra cuestión es el cargado calendario de los jugadores, que deberían prepararse para una competición de la que a lo mejor solo disputarán un encuentro.

"Es negativo que haya mucha preparación para jugar solo un partido. Si es una final para participar una fase de grupos, con un sabor particular, un país entero que vibra por este partido... Sabemos que los encuentros que más interesan al público, incluyendo a los aficionados, son los partidos donde hay algo en juego", explicó Infantino.
El presidente de la FIFA precisó que se organizarán varias reuniones también en el consejo de la instancia antes de tomar la decisión, entre el 9 y 10 de enero de 2017.

Populares de la sección