El cubano que ganó con la celeste

En su primera carrera con la camiseta de Uruguay, el cubano Aguelmis Rojas se impuso en la Maratón Adidas Montevideo y logró su marca para los Juegos Panamericanos de Toronto

Llegué justico”, dijo con su tono cubano Aguelmis Rojas, el atleta que ahora representa a Uruguay, quien por segundo año ganó ayer la Maratón Adidas Montevideo y logró su clasificación a los Juegos Panamericanos de Toronto de forma agónica: debía hacer una marca menor de 2:21:00 e hizo 2:20:59.

El atleta que entrena en Maldonado fue el mejor en un circuito nuevo, que según él “estuvo más complicado” que el del año pasado. “Me sentí bastante bien durante toda la carrera, venía con un tiempo mucho menor al que hice pero el viento y el repecho en los últimos tres kilómetros me hicieron perder un minuto”, expresó tras la carrera a El Observador.

Además, Rojas debió superar una lesión que lo había dejado afuera de la Maratón de Sevilla en la que iba por su marca. “Para entrenar para una maratón se deben hacer entre 14 y 17 semanas, y yo pude entrenar 7 nomás. Yo iba a ir a buscar la clasificación en España, pero me lesioné porque se me inflamó el piramidal, producto de una fascitis plantar que me había dado entrenando y eso me hizo parar un mes, haciendo fisioterapia, y me recuperé a última hora, incluso hubo un momento que dudé de poder correrla”, comentó.

La carrera también tuvo un significado especial porque fue la primera vez que corrió con la camiseta de Uruguay, luego de haber logrado la nacionalidad uruguaya el año pasado y de cambiar al país que representa en la IAAF. “Cuando me vi frente al espejo con la remera celeste me dio tremenda emoción, porque yo me siento como re-agradecido y a la vez siento que estoy pudiendo pagar lo que ha hecho Uruguay por mí, que fue abrirme las puertas y darme la oportunidad de volver a competir, eso te emociona y me pone muy contento”, señaló.

Crecimiento
La carrera, que también tuvo la modalidad de 21K con la disputa del Sudamericano de esa distancia, tuvo más de 2.500 participantes en ambas categorías, quienes a las 07:00 largaron en el Palacio Legislativo, para luego circular por 18 de Julio, la rambla y regresar al Centro para la llegada frente a la Intendnecia de Montevideo, coorganizadora de la prueba junto a Adidas. La cifra de competidores prácticamente duplicó a la del año pasado.

En la maratón, la mejor dama fue Laura Bazallo, quien hizo 2:58:27 y deberá seguir buscando su marca para Toronto, la que exige un tiempo de 2:55:00.

A su vez, el Sudamericano de media maratón lo ganó Ghilmer Silvestre Lopes con un tiempo de 1:05:43, mientras que la dama más rápida en esa distancia fue Marisol Rocío Cantará con 01:16:26.

En sillas,Eduardo Dutra, quien el sábado había competido en 400 metros en San Pablo, fue el ganador con un registro de 02:37:09, mientras que en no videntes el mejor fue Jorge Albarracín con una marca de 04:52:42.

Con participantes de 25 países, la Maratón Adidas Montevideo fue una fiesta que tiñó de naranja -color de la remera oficial- a Montevideo y demostró que cada vez son más los que se animan a la distancia reina del atletismo.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios