El cuadro contra la pared

Alejandro Lembo (34), Álvaro Recoba (36) y Alexander Medina (34) le agregarán 104 años de experiencia al equipo tricolor, que tendrá que mejorar mucho el próximo domingo para seguir con la racha positiva ante Peñarol

Alejandro Lembo (34), Álvaro Recoba (36) y Alexander Medina (34) le agregarán 104 años de experiencia al equipo tricolor, que tendrá que mejorar mucho el próximo domingo para seguir con la racha positiva ante Peñarol

El bicampeón del fútbol uruguayo atraviesa por uno de sus peores momentos en mucho tiempo. Perdió de continuo frente a El Tanque Sisley y contra River Plate, y ahora se viene el clásico. Partido clave para el futuro del Apertura y del entrenador Gustavo Díaz. Partido fundamental que el tricolor tendrá que afrontar sin dos de sus figuras actuales, Facundo Píriz y Gonzalo Bueno. Encuentro que se gana con goles y también con experiencia, por eso la inclusión de Alejandro Lembo, Álvaro Recoba y Alexander Medina abren una cuota de esperanza en un cuadro que está contra la pared.

Lembo y Medina (34 años cada uno) se hicieron sacar la quinta amarilla contra El Tanque para cumplir la sanción frente a River Plate. Recoba (36 años) faltó a los últimos tres partidos por una contractura muscular y el equipo lo sintió. El técnico no encontró quien lo sustituyera dignamente en la creación del fútbol. Desde la sanidad del club se informó que ya está para jugar. El Chino admitió la semana pasada que llegará 100% al clásico (ver aparte). Nacional lo necesita por lo que representa hoy y por lo que fue en la temporada anterior, autor de dos goles claves en los últimos dos clásicos ganados por los albos.

Entre los tres suman 104 años. Un dato que puede ser determinante o no, se verá dentro de la cancha. También se verá en el campo si el técnico es capaz de encontrar los sustitutos de dos futbolistas habituales en la formación: el volante Píriz y el delantero Bueno.

El primero era uno de los cuatro que no habían faltado a un solo minuto en el torneo, junto a Jorge Bava, Christian Núñez y Maximiliano Calzada. Pero a los 15 minutos del partido anterior se quebró la clavícula y quedó afuera. El segundo, un baluarte en el ataque, el goleador del equipo en el Apertura con cuatro tantos, el socio ideal para Recoba, se hizo expulsar tontamente el sábado. La inexperiencia le jugó en contra cuando a minutos de haber sido amonestado discutió con un rival y se le terminó el partido y se quedó sin clásico. Cuando se dio cuenta, se puso a llorar.

Lo más claro parece ser que el argentino Israel Damonte será el reemplazante de Píriz. Para saber quien juega por Bueno habrá que esperar a los entrenamientos de la semana.

Puede ser que el técnico prefiera sustituirlo con un volante y dejar el esquema con tres delanteros que utilizó durante todo el campeonato.

El probable equipo: Bava; Núñez, Lembo, Scotti, Díaz; Álvarez, Damonte, Calzada; Recoba; Luna y Medina.

La dependencia de Recoba es increíble a esta altura. “Los resultados están a la vista” reconoció el Chavo Díaz. El Chino faltó frente a Bella Vista, El Tanque y River, y Nacional solo le ganó a los papales. No encontró Díaz la forma de que el equipo funcione sin Recoba.

Matías Cabrera no fue la solución y menos Pablo Álvarez. El desempeño del tricolor el sábado contra River fue alarmante. La presencia de Sebastián Taborda (otro que se pierde el clásico por una lesión) obligó al centro como exclusivo recurso para llegar al arco rival. Faltó precisión.

Núñez, que le puso una pelota en la cabeza para ganar contra Bella Vista, el sábado no pegó uno como la gente. Damonte, que entró por Píriz, perdió pelotas tontas y cometió faltas innecesarias. Calzada trató de llegar por la izquierda, pero generalmente eligió mal el destinatario del pase. Y Álvarez anunció demasiado su juego, pero no se le puede pedir a él, lateral derecho, que jugó todo el torneo de lateral por izquierda y que el sábado alineó de volante, que se pusiera las ropas de Recoba.

El ingreso del argentino Matías Sosa, primero de puntero derecho y después de enganche, sacudió un poco la modorra del ataque albo. Pero el panorama es desalentador. Si los grandes no sacan adelante el clásico con su jerarquía, Nacional seguirá contra la pared.


Populares de la sección

Comentarios