El crudo análisis de Cuevas sobre el tenis uruguayo

En la previa al Uruguay open que arranca el sábado, el tenista hizo un balanace de su año y fue crítico con el momento del tenis uruguayo
¿Qué balance hacés de 2015?
Antes de arrancar el año quería meterme dentro de los 20, había terminado cerca, en la gira de Sudamérica me había ido muy bien. Pero no lo veo como un año malo. Cumplió el objetivo de terminar con un ranking que permita ir a los torneos que quiera. Me quedé un poco con ganas de meterme dentro de los 20. Es el objetivo para el año que viene. Pero en general creo que fue un buen año.

¿Qué faltó?
Hoy terminado el año veo que esa gira de mitad de año se hizo larga y me hizo llegar cansado. Junté polvo de ladrillo, interclubes, césped, cemento. Bajé la energía y la concentración. Tuve una racha donde no gané en torneos importantes, como Wimbeldon, dos Master Series y el US Open. Con el ranking que tengo, si no jugas bien esos torneos es imposible cumplir los objetivos. De los 18 torneos que suman hay 12 obligatorios. Tenés que jugar bien ahí, si no, no avanzás. A veces uno aprende y no lo puede poner en práctica a la semana siguiente. El esfuerzo de este año me va a servir para el año que viene no hacer giras tan largas y saber que puedo jugar bien esas canchas. Si bien no tuve resultados aprendí mucho de qué se trata. Mismo después de haber descansado jugué en Beijing y me fue bien. Lo de este año me va a para el año que viene. El césped cuesta a todos, pero voy con la cabeza de que puedo ganar.

¿Mejorás en cemento o te sentís más cómodo en polvo?
Siempre me voy a sentir más cómodo en polvo de ladrillo, tengo armas que no tengo en cemento, mi juego hace más daño. Sin embargo mejoré y tengo cosas con las que puedo lastimar en cemento.

¿Por ejemplo?
Fue irregular, pero empezar el punto con el saque, o sacar con tanto kick como en polvo, sacar con más slice. O cuando el juego se torna rápido y pica más bajo, naturalidad con que me saco pelotas que antes me costaba, me retrasaba, corría mas de atrás, dependía del otro de que erre para ganar. En muchos partidos fui agresivo, con Berdych, que es un tipo que le pega muy fuerte, gran parte de partido tuve iniciativa y dominio de los puntos. Ese mensaje que lo da la cabeza, estás más cómodo con pique de la bola. Tampoco voy a ser Edberg de subir cada punto a la red, pero es una pequeña inclinación hacia adelante. De repente de afuera no te das cuenta pero adentro hay una diferencia grande. También la idea de no ganar el punto en una bola. La postura del cuerpo, estar inclinado un poco más para atrás en lugar de para adelante, también medio paso más adelante, te abre mas la cancha y te permite sacarle un poco más de tiempo al otro. Termina haciendo diferencia grande.

El año pasado te costó mucho ganarle a jugadores top 20, y este año lo logró. ¿Sentiste el cambio?
Pasa lo mismo que con la superficie. Vas combatiendo ese miedo,esa incomodidad, y lográs jugar con esos tipos con otra soltura y naturalidad. Te olvidás del ranking y se torna un partido de quien está jugando mejor. Te lográs sacar eso de la cabeza y gana el que juega mejor. Me pasó este año, y me demostró que estaba jugando a buen nivel.

El año pasado decías que había logrado que todo encajara, y que la lesión te había servido para crecer. ¿Hoy, con esta nueva realidad del ranking, tuviste que reaprender cosas?
Siguió más o menos igual, fue incluso más fácil, porque empecé el año y ya sabía todos los torneos que iba a jugar. Eso facilita mucho la planificación. Cambió el hecho de que es más exigente, porque tenemos menos margen de error en torneo más grandes. Te va bien o mal y puntúa igual. Antes podías tener semanas malas porque se descartan. Ahora hay 12 torneos del año en que no podés fallar y si fallas te vas para atrás. Es ahí donde es más exigente, no hay margen de error y ahí es donde debo mejorar,
La cabeza se preparó para esos torneos, si te va mal en los ATP 250 no pasa nada, tenés 6 para sumar lo máximo que puedas. La diferencia grande no la voy a hacer ganado seis ATP 250, la tengo que hacer jugando mejor en los torneos más grandes. Lo tenía claro este año, quizás después de perder alguna primera ronda de Masters 1000 y que sumas 0 o 10 puntos hasta te vas poniendo más presión, pero creo que con la experiencia de este año en el que viene no va a pasar mas.

¿Durante el año tuviste fallas de concentración como ante Paire en Bastad. ¿Trabajaste en eso?
Tengo que mejorar esos momentos, capaz que antes me pasaba más seguido. Pero sacando a Djokovic le pasa a todos tener algunas semanas por debajo del nivel en concentración. Cuando bajas el nivel es porque no estás enfocado. Con Paire en Bastad fue más que discutí con el árbitro que desenfocarme. Pero lo ayudé a olvidarse de sus problemas y empezó a jugar bien. Pero sin dudas que tengo que aprender.

¿Cuando te das cuenta que la concentración está fallando? ¿En la semana o cuando ya estsá dentro de la cancha y es más difícil cambiarlo?
De todo un poco. A veces no te das cuenta, a veces dentro de la cancha, antes de empezar, a veces con tiempo y lo podes solucionar. El año pasado en los torneos que gane estuve en un nivel de concentración que este año me costó mucho tenerlo. Incluso en partidos muy buenos de este año no es si estuve en ese nivel de concentración. En este año tuve mas nivel de tenis, pero al no ayudarlo con concentración no se ve tanto en los resultados. No se porque pero tengo claro que tengo que volver a conseguirlo.

¿Cómo llevaste la paternidad con el circuito?
Al principio era todo muy nuevo, pero de todos modos el pico de concentración fue un poquito antes que nazca la beba. No sé si era que me estaba poniendo más maduro, si veía que se veían responsabilidades, pero me hizo estar en ese estado. Este año, más tranquilo, sin esa preocupación, me distendí un poco más en ese tema. A veces haces lo mismo y no necesariamente se ve reflejado en los resultados. Lo que sí es seguro es que ir con la familia se hace mucho más llevadero cuando llevas una gira mala. Se hacen largas la semanas y estar solo me hubiese hecho muy cuesta arriba, hubiese pensado en volver. Esa vez nos en me cruzó por la cabeza volver, no tenia motivo.
Ningún año es igual a otro. De acá a 5 o 6 años mas mientras siga jugando, hay veces que repetís todo y no te dan resultado. Si no sería fácil, los jugadores serían eternos, saben lo que hicieron y lo repetirían. A veces intentan y hacen lo mismo pero hay otros factores.

¿Hablas del retiro, se te pasa por la cabeza?
No. Mientras la cabeza quiera, la familia apoye... hace un año atrás pensaba que iba a seguir hasta que no pueda mas, hoy vas viendo que hay un montón de cosas para disfrutar, que se te hace imposible durante el circuito. Por ejemplo este torneo, lo disfrutas como ninguno y pero por otro lado tenés presiones como ninguno, de saludar a la gente de afuera, que si no se enoja, y no entienden que estas enfocado en otra cosa. Tenes que atender mucha cosa, amigos, familia... no es fácil. Quiero jugar unos cuantos años más para eso necesito armar bien el calendario, descansar mas, no solo para que me vaya mejor sino para disfrutar más el año, que no se haga tan pesado.

¿Pensás seguir vinculado al tenis uruguayo?
Sería un poco egoísta no seguir vinculado, puedo seguir ayudando a jóvenes que vienen atrás, hacer planes en el tenis uruguayo, como estos eventos que hace Diego Pérez, que suman mucho. De alguna manera, no tengo claro, no sé si será lo único a lo que me dedique pero voy a seguir vinculado al tenis.

El momento del tenis uruguayo

¿Qué balance hacés de la Davis?
Fui parte del equipo que en 2007 subimos y nos mantuvimos un buen tiempo. Soy uno de los que más le duele bajar. Se lo que significa arrancar de nuevo. Se hace muy cuesta arriba. Fue raro lo que pasó con la ITF, por un lado están con el speech de que estén los mejores jugadores y después se les pasa un detalle como poner una fecha que coincide con París-Bercy, donde te multan por no ir. Se qué Asociación Uruguaya de Tenis (AUT) peleó por cambiar de fecha. Muchos critican que si no jugás es una traición. Siempre estoy representando a Uruguay, en cada torneo que voy flamea la bandera. El año que viene voy a tratar de estar, pero quiero darle importancia a los descansos. Se vienen los Juegos Olímpicos, no hay un torneo más grande para representar a Uruguay. Tengo que analizar el calendario y ver cómo hacer.

¿Los tenistas están solos?
Se hace difícil en nuestro país conseguir apoyo. A nivel de empresas como para la AUT. Es complicada la manera de pensar. Hay un ejemplo que me hace entender mas todo: para los clubes, el tener jugadores profesionales es un problema porque les quita la cancha a los socios. Lo primero que hacen es quejarse, porque venís transpirado al vestuario, o con polvo de ladrillo. En la orilla de al lado los socios que pagaron la cancha para jugar te dejan y disfrutan de verte entrenar. Asi pasa con el reconocimiento, con los apoyos. No es solo en la AUT, en la casa, con los padres, que no los motivan para ser jugadores profesionales. Lo mismo los profesores: no se inculca ni un poco la competencia. Lo veo como muy social. No digo que haya eso, pero también tiene que haber lo otro. Acá falta primero que jueguen bien. Después de tener ese lindo problema, vamos a tener el siguiente, que no tenemos sponsors privados.

¿Es un tema cultural?
Cuando tenía 16 y hablaba con los compañeros del circuito, todos iban a trabajar en la empresa de los padres. Yo les decía que quería dedicarme profesionalmente y me decían: '¿cómo vas a vivir?'. A esa edad no lo tenia claro pero tenía claro que me quería dedicar. Me lo inculcaba mi profesor, y en mi casa me daban para adelante. No veo que eso pase hoy. Hay que cambiar todo. La AUT se puede mover mas, los clubes también.

Desde las AUT se lo ve como inviable a corto plazo formar jugadores top 100.
Con el argumento de que es inviable seguimos igual. Es difícil pero se puede. Hay que buscar a la gente que lo quiere hacer, a la que está en el medio de los dos bandos, y convencerla. No pretendo la infraestructura de EEUU, pero no estamos peor que Argentina en situación país. Sí en mentalidad, en los clubes. Allá cualquier entrenador se embarca con jugador y le dice 'si me podes pagar me pagas y si no me pagas cuando empieces a jugar bien'. Acá se preocupan por dar las 8 horas de clase y e irse a su casa. Está bárbaro, pero tiene que haber más de los otros.

¿Se precisan torneos el Uruguay Open?
Este tiene que estar, pero hay que acompañarlo de otras cosas. La mas fácil es un convenio con Argentina, sumar una etapa al Circuito Argentino. Hay miles de cosas, pero hace una cada tanto y a paso de hormiga.

¿Cómo ves el Uruguay Opem, con rivales más duros que en el pasado?
Cada año fue particular, el año pasado en los papeles era más fácil pero a veces termina siendo más difícil. Tenía que ser campeón, si ganaba era lo que tenia que hacer y si no era fracaso. En 2009 el cuadro en nombres era duro, eran tipos en el final de sus carreras. Gaudio, Chela Puerta, Horna. Este año hay muchos jóvenes, cerró en los 200 mejores, va a ser durísimo de la primera a la última ronda.


Con Mancini Full time

¿Qué balance hace de la incorporación de Eduardo "Luli" Mancini como entrenador junto a Facundo Savio?
Estuvo bueno la incorporación de Luli en algunas torneos, con Facundo nos seguimos llevando 10 puntos, me aporta un montón desde el tenis y mucho mas fuera de la cancha. Esto no solo entrenas con al raqueta en la mano, a veces afuera de la cancha se mejora mucho mas. Me paso con la lesión, supe utilizar ese tiempo para entrenar desde otro punto de vista. El hecho de estar bien anímicamente, viajar con un amigo suma por todos lados. De acá Roland Garros voy a trabajar más full time con Mancini. Si bien el año estuvo bueno quiero probar, entiendo que va a ser mejor estar más con él. Voy a tratar de hasta Roland Garros estar todas las semanas. Luli de hecho ya dejó de trabar con la otra chica así que va a estar 100% conmigo.-
¿Cómo va a arrancar el 2015?
Voy a descansar un poco, a hace pretemporada, arrancar en Sidney. No voy a la primera semana del año. Nunca me gusto jugar esa semana, es mi cumpelaños, el tiempo que tengo para disfrutar con la gente con quien no estoy nunca. Hay demasiados torneos en el año par arrancar tan temprano.

Acerca del autor