"El club no es de los dirigentes, es de los hinchas"

Ignacio Ruglio reaccionó ante los nombres de las tribunas del Campeón del Siglo: "Es una locura", dijo
Por votación de seis a cuatro y con la ausencia de Edgar Welker, el consejo directivo de Peñarol determinó el martes los nombres que tendrán las tribunas del Estadio Campeón del Siglo.

La tribuna principal se llamará Frank Henderson, primer presidente del club, mientras que la opuesta (lo que sería la olímpica del Centenario) llevará el nombre de José Pedro Damiani. La Ámsterdam será la Washington Cataldi, mientras que la Colombes se denominará Gastón Guelfi.

"Hemos recabado informes de los historiadores del club. Y en base a ellos nos inclinamos por que las cuatro tribunas lleven los nombre de los cuatro presidentes que han hecho posible, precisamente, que Peñarol fuera el Campeón del siglo XX. Cuatro presidentes que han sido, cada cual con su estilo y su impronta, pilares de la grandeza de este club. En ellos, en su tarea infatigable, homenajearemos a las diferentes generaciones de dirigentes, técnicos, jugadores, ayudantes y socios que han hecho tan grande a Peñarol", dijo el presidente Juan Pedro Damiani en la web oficial del club.

Según pudo saber Referí, la decisión contó con los votos del oficialiasmo (Damiani, Walter Pereyra, Rodolfo Catino, Gervasio Gedanke, Carlos Casarotti más Ricardo Rachetti que entró por lista opositora pero ha acompañado en varias oportunidades las decisiones del oficialismo).

Mientras tanto, los representantes de Sentimiento 1891 (Ignacio Ruglio y Andrés Sanguinetti) y el Movimiento 2809 (Marcelo Areco e Isaac Alfie) votaron por la otra propuesta presentada.

"Mi idea era que se eligieran opciones y que decidiera el socio; yo elegí un proyectó y se votó otro", comentó Areco a Referí.

Ruglio, por su parte, calificó la elección de "locura".

"Hace una semana presentamos un proyecto que honraba toda la historia del club. Perdimos una oportunidad hermosa", agregó.

Sentimiento 1891 propuso los nombres de Decano 1891 "por los orígenes del club", Carboneros por la hinchada, Frank Henderson "porque con el primer presidente quedaban representados todos los presidentes del club" y Néstor Gonçalvez como "símbolo" de los futbolistas.

"El club no es de los dirigentes, es de los hinchas", dijo Ruglio.

El directivo puso especial énfasis en que se hayan olvidado de los jugadores.

La propuesta del Tito Gonçalvez como jugador pretendía englobar a todos los ídolos aurinegros.

"Ganó nueve uruguayos, tres Libertadores y dos Intercontinentales. Él hizo toda su historia en Peñarol, hasta despreció ofertas de Real Madrid y River Plate para quedarse en el club. Fue el capitán de capitanes", sostuvo Ruglio.

"Sé que los dirigentes somos honorarios, que dejamos horas de nuestras vidas para servir al club, pero no puedo creer cómo los dirigentes nos vamos a autopromocionar de esa forma y de la nada ponerle el nombre a las cuatro tribunas; es una locura", concluyó.


Populares de la sección

Acerca del autor