El club de los casi 100

Espino tiene 99 partidos oficiales con Nacional, una cifra que cada vez se ve menos en el fútbol uruguayo
Alfonso Espino cumplirá 100 partidos oficiales en Nacional el sábado contra Danubio. El Pacha debutó el 31 de enero de 2014 en la primera fecha del Clausura frente a Racing, partido que se disputó en el Estadio Centenario. En poco más de tres años está a punto de cumplir el centenar de encuentros, una cifra que cada vez es más difícil que los jugadores alcancen en sus equipos de origen antes de salir al exterior. Es que no suelen permanecer tantas temporadas en el mismo equipo.

La Comisión de Historia y Estadística de Nacional le entregará una plaqueta al lateral izquierdo en el próximo partido que se juegue en el Parque Central como recuerdo por haber alcanzado esa importante cifra.

La necesidad económica de los clubes -en este caso de Nacional, pero se repite también en Peñarol y en otros clubes- hace que los juveniles sean negociados rápidamente y los hinchas los disfruten menos de lo deseado. Pasó en 2006 con Luis Suárez, quien resultó transferido al Groningen holandés con 35 partidos. Recién se estaba formando. Hoy brilla en Barcelona y la selección nacional, siendo uno de los mejores delanteros del mundo, sino el mejor.

De los últimos futbolistas que surgieron en la cantera tricolor y se fueron al exterior, ninguno llegó al centenar de partidos oficiales. El que estuvo más cerca fue Santiago García, que sumó 97 antes de marcharse al Atlético Paranaense después de marcar 26 goles en la temporada 2010/2011; Facundo Píriz fue transferido al ruso Terek Grozny con 84 encuentros; Sebastián Coates a Liverpool inglés con 80 en un pase récord económicamente para la institución; Carlos De Pena a Middlesbrough con 73; Mauricio Pereyra a Lanús con 70 y Nicolás Lodeiro al Ajax holandés con 66.

La lista continúa con Gonzalo Bueno, quien había disputado 64 partidos antes de irse a Kuban Krasnodar; luego volvió a préstamo y llegó a 72. Contando Defensor sí se acerca a los 100, aunque la el informe hace mención a los partidos en el club de origen de cada jugador. Gastón Pereiro tenía 46 partidos cuando se marchó al PSV de Holanda; Mathías Cardacio se fue con 41 encuentros al Milan; Alexis Rolín con 40 al Cágliari y Bruno Fornaroli con 36 a Sampdoria.

Por su parte, en Peñarol ya se habla de los pases de Gastón Guruceaga y de Nahitan Nández, futbolistas surgidos en las divisiones juveniles del club; el primero tiene 73 partidos en Primera y el segundo 82. El que cumplió 100 fue el volante Marcel Novick, quien se incorporó al plantel aurinegro después de pasar por Fénix, Rocha, El Tanque Sisley, Villa Española y Rampla Juniors.

En Defensor Sporting pasó recientemente con el centrodelantero Maximiliano Gómez, quien resultó transferido rápidamente después de una gran temporada. Antes le había sucedido al violeta con Giorgian De Arrascaeta y Diego Laxalt, cuyos pasajes por el fútbol uruguayo duró lo que un suspiro.

Santiago Romero cumplió 100 partidos con Nacional en noviembre pasado. Cuando salió para jugar a Deportes Iquique solo había disputado 24 partidos en el equipo principal de los albos.

Diego Arismendi fue transferido al Stoke City de Inglaterra cuando había jugado 88 partidos con la camiseta de Nacional. Luego retornó y sumó 94 más, por lo que el "Mama" está próximo a cumplir los 200.

De los últimos transferidos hubo algunos que volvieron, pero por un corto período, como el Morro García, Coates antes del Mundial 2014, Gonzalo Bueno y actualmente Rolín, que aún no ha podido jugar en Primera por una lesión de rodilla.

Según las estadísticas publicadas en el sitio oficial de Nacional, Óscar Morales es el futbolista que jugó más partidos oficiales con la camiseta tricolor (ver recuadro).

El volante llegó desde Cerro en 1999. Salvo su caso y el de Fabián Coelho, contemporáneo con OJ pero surgido en el club, los demás integrantes de esa selecta lista pertenecen a tiempos lejanos, cuando los jugadores permanecía durante años en el mismo club.

Populares de la sección

Acerca del autor