El clima empieza con la llegada de Messi

En el país vecino, casi ni se habla aún de la selección y el partido ante Uruguay; esperan este martes a su estrella

Fue un feriado como cualquier otro en Argentina, sobre todo, ahora que últimamente proliferan, ya que hay 19 en el año.

Y en ese contexto, todavía no hay clima de selección. “Hasta que no llegue Messi, no hay clima”, indicó un periodista argentino el lunes a El Observador.

Es que Messi arribaba anoche a última hora, como varios uruguayos que también hacían lo mismo.

De todas maneras, Alejandro Sabella, el técnico de la selección argentina, comenzó con las prácticas ayer de tarde en Ezeiza con 17 futbolistas de los 25 que citó. Es que el domingo por la noche nominó del medio local a Leandro Desábato y Rodrigo Braña de Estudiantes; Sebastián Domínguez y Gino Peruzzi de Vélez, Maxi Rodríguez de Newell’s y Óscar Ustari y Clemente Rodríguez de Boca.

También se encontraban los tres del fútbol brasileño: Pablo Guiñazú de Inter de Porto Alegre, Juan Manuel “Burrito” Martínez de Corinthians y Hernán Barcos de Palmeiras.

En tanto, los “europeos” que pudieron entrenar fueron Mariano Andújar, Ezequiel Garay, Enzo Pérez, Fernando Gago, Sergio Agüero y Pablo Zabaleta, además del arquero titular, Sergio Romero, quien cometió un error insólito que hizo que su equipo, Sampdoria, perdiera ante Chievo Verona.

Los que llegan hoy
Para la jornada de hoy, como sucede siempre, Sabella abrirá exclusivamente por ese día las puertas y ya podrá contar con los jugadores que llegaban anoche y otros que lo hicieron en esta madrugada.

Lionel Messi recién pisará este martes, bien temprano, el suelo argentino. Llegará junto a Javier Mascherano, ambos titulares en el empate entre Barcelona y Real Madrid (2-2). Ángel Di María y Gonzalo Higuaín, sus rivales en el superclásico español, adelantarán su viaje (llegaban anoche), pero tampoco participarán del primer entrenamiento. El mismo caso es el de Marcos Rojo, el lateral de Sporting Lisboa.

El error de Romero
El arquero titular indiscutido de Sabella para la selección argentina, Sergio Romero, cometió un error infantil en el calcio el pasado fin de semana que le costó un gol en contra y la derrota de su equipo, Sampdoria, a manos de Chievo Verona.

Como visitante, Sampdoria se llevaba un valioso empate de su visita a Verona. Pero a 2 minutos del final, Michele sacó un débil derechazo desde afuera del área. Fácil para el arquero. Pero Romero se despegó del piso, puso las manos, pero no pudo retener el balón y terminó en gol.

El lunes, ya en Argentina, fue muy autocrítico y dijo que “no me perdono” un error de ese tipo.

Es el mismo arquero que no pudo con los penales uruguayos que los eliminaron de la Copa América.

En otro orden, la expectativa es tal que ya se vendieron hace rato todas las entradas para el partido del viernes de noche en Mendoza.


Populares de la sección

Comentarios