El clásico que me marcó: Fernando Álvez

El exarquero de Peñarol recordó el clásico de la Liguilla de 1981, el último de Rúben Paz, que los aurinegros ganaron de atrás por 2-1; además afirmó que jugó 30 partidos ante Nacional en su carrera y solo perdió uno

El clásico que me marcó fue el del día de la despedida de Ruben Paz, por la Liguilla de 1981, que se jugó el 16 de enero de 1982.

Fue un partido especial por el vínculo que tenía con Rúben y por lo que significó para Peñarol. Además, esa fue la base del plantel de Peñarol que ese mismo 1982 fue campeón de América y del Mundo.

Arrancamos perdiendo ese clásico con gol del Cascarilla Julio César Morales por 1 a 0 y luego lo empató Ruben Paz.

Cuando parecía que el partido se terminaba empatado apareció Fernando Morena e hizo un golazo para darlo vuelta.

Además, esa Liguilla la había ganado Defensor y el empate le servía a Nacional para clasificarse a la Copa Libertadores, pero pudimos ganar e ir nosotros a esa copa que terminamos ganando.

En ese clásico jugaron Saúl Rivero y Walter Olivera en la zaga, Carlos Diogo fue el lateral derecho, en el medio jugó Miguel Falero, Mario Saralegui, Ricardo Ortiz y más arriba Venancio Ramos, Rúben Paz y Fernando Morena.

Todos los clásicos son especiales. Cuando un jugador llega a un equipo grande sabe que el clásico es lo único que no se negocia.

Lo tenés que ganar sí o sí y a mí me fue muy bien porque estuve en 30 clásicos y perdí uno solo.

El único clásico que perdí lo recuerdo porque justamente fue el único. Ganó Nacional 3 a 2 con goles de Eduardo De la Peña, Víctor Espárrago y Héctor Molina, y para Peñarol los goles fueron de Rúben Paz y Nelson Marcenaro. Me acuerdo que fueron expulsados el Tato (Ricardo Ortiz) y el paraguayo Carlos Yaluk. Además, Rúben Paz se desgarró y era como jugar con nueve y no nos dio para empatarlo.


Populares de la sección

Comentarios