El ciclo de Maglione en jaque

Una omisión estatutaria de 2004 puede hacerlo abandonar la presidencia por haber cumplido 80 años
El ciclo de Julio Maglione al frente del Comité Olímpico Uruguayo (COU), ente que preside desde 1987, corre riesgo de terminar cuando su voluntad es seguir en el cargo hasta el 2020.

Una denuncia presentada por Ney Castillo, expresidente de la Federación Uruguaya de Básquetbol, y Eduardo Labadie, expresidente de la Federación Uruguaya de Taekwondo, ante la Secretaría Nacional del Deporte (Senade) reveló que el COU se rige desde 2004 por un estatuto que nunca se aprobó ante el Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Por esta razón, el estatuto válido y que sigue en vigencia es el aprobado en 1999, según informó ayer Búsqueda.

El artículo 10 de ese estatuto afirma que para integrar el directorio del COU "rige el límite de edad establecido por el COI para sus miembros activos" y que "todo miembro deberá retirarse al final del año civil, en cuyo transcurso cumpla 80 años de edad".

Maglione cumplió 80 años el pasado 14 de noviembre.

"Fue una omisión, no se sabe bien qué ocurrió que no se inscribieron las modificaciones al estatuto. No se trata de una trampa sino de un error involuntario", contó a Referí un integrante del directorio del COU.

Labadie, quien denunció la situación, explicó su postura a Referí: "Lo que hicimos fue un planteo de irregularidad porque cuando se habla de denuncia parece que hubo algo ilegal. Ni en forma personal ni institucional cuestiono la honorabilidad o integridad de los miembros del COU, de sus funcionarios ni de la Asamblea".

"Entiendo que la información se centre en la figura del presidente, pero hay varios artículos que fueron modificados y que se han aplicado sin que estén reglamentariamente aprobados. Uno de ellos es que todas las decisiones de la Asamblea no pueden reclamarse ante las autoridades competentes del país sino que se deben apelar ante el TAS. Quiere decir que si no podés costearte un abogado para que tramite el asunto en Suiza no podés reclamar nada", agregó.

"Esto empezó cuando Castillo insinuó a presentarse a las elecciones del COU y Maglione logró rápidamente el apoyo de 28 federaciones y para presentarte hay que tener al mínimo cinco federaciones que te apoyen", revelaron desde el COU.

"No respondo al rey ni cortesanos. Ah, no soy, ni seré candidato", escribió ayer Castillo en su cuenta de Twitter.

Ese esbozo de oposición para Maglione terminó de cobrar forma cuando en julio se presentó una lista a las elecciones con cuatro nombres para integrar el directorio.

En el COU se votan por separado los cargos de presidente, secretario general, vicepresidente y luego una plancha con los nueve integrantes del directorio.

Las federaciones que promovieron los cuatro nuevos nombres fueron básquetbol, bochas, levantamiento de pesas, taekwondo, levantamiento de potencia y fútbol de salón.

"Ahí el problema fue que las federaciones de levantamiento de potencia y fútbol de salón tienen calidad de adherentes y no de activas por lo que no pueden promover candidatos al directorio", explicaron desde el COU.

Al respecto, Castillo se pronunció en el portal pordecirlago.com.uy y dijo: "Se hizo una asamblea y la asamblea interpretó el estatuto. Las mayorías decretaron que cada candidato tiene que tener cinco federaciones que lo apoyen. Esos cuatro candidatos no podían presentarse porque las federaciones adherentes (que no son olímpicas) no podían presentar postulantes. Es conocido que no tienen voto, pero en otras elecciones, a las federaciones adherentes se les permitió patrocinar candidatos",

Labadie agregó que "las federaciones adherentes no pueden ser mayoría de votos en la asamblea. Eso de que no pueden promover candidatos no figura en ninguna parte del estatuto".

Desde el COU también se dijo que "al taekwondo no se le permitió votar por estar atrasados en el llamado a elecciones, en la presentación de balances y en rendiciones de cuentas. Lo mismo le pasó al boxeo".

Labadie se limitó a decir que en su federación habrá elecciones el próximo 2 de octubre.

Otro de punto de controversia remarcado desde el COU es que Labadie votó en 2004 la modificación del estatuto que finalmente no se registró. "Capaz que entonces lo voté porque no lo comprendía, pero recuerdo que fue en una asamblea realizada unos días antes de fin de año. Recién le empecé a prestar atención hace un par de meses, porque el problema es ¿quién vigila a los que nos vigilan?".

El COU citó a asamblea extraordinaria para el lunes "a efectos de tratar la adecuación de sus normas estatutarias".

"La Asamblea deberá considerar la ratificación de la resolución aprobada oportunamente por unanimidad de sus afiliadas, que introdujo a solicitud del Comité Olímpico Internacional, enmiendas con carácter reglamentario al texto del estatuto", agregaron.

Maglione, quien se encuentra en Madrid, pondrá el lunes al tanto a las federaciones –quienes conforman la Asamblea– de lo ocurrido y luego se procederá a "ratificar aquellas enmiendas realizadas en 2004 para luego presentarlas ante el Ministerio de Educación y Cultura", expresaron desde el COU.

El problema al que se enfrentan para lograr esa aprobación es el tiempo que pueda demandar la aprobación del estatuto en el seno del MEC. "El estatuto prevé que las elecciones en el COU se deben hacer dentro de los 90 días posteriores a la conclusión de los Juegos Olímpicos. Ya pasó un mes", informaron. Mientras que en el COU corren esa contrarreloj, el MEC y la fiscalía de gobierno estudian la denuncia que les remitió la Senade. El tiempo dirá.


Populares de la sección

Acerca del autor