El ciclismo vuelve a estar en la mira

La Organización Nacional Antidopaje confirmó los siete casos de dopaje adversos con duras sanciones
El ciclismo uruguayo nuevamente volvió a quedar bajo la mira de la Organización Nacional Antidopaje (ONAU) y de las autoridades del deporte nacional, luego que que ayer se comunicara la confirmación de que los siete ciclistas que habían dado adverso en controles antidopajes fuera de competencia, la mayoría por EPO, recibieron las sanciones más duras según el código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Ayer se hicieron públicos los castigos que recibieron los pedalistas que dieron positivo en un control masivo realizado a fines de febrero, como había informado Referí, en medio de la disputa de Rutas de América y la Vuelta Ciclista, las principales pruebas del pedal uruguayo.

Además de conocerse la sanciones, que van desde los 3 años y 9 meses, a los 4 años, la pena máxima establecida por la AMA, el Consejo Directivo de la ONAU, a través de la Secretaría Nacional de Deporte, convocó a una conferencia de prensa para el próximo viernes en la Torre Ejecutiva.

En esa conferencia se espera que -además de dar los detalles de los procedimientos- se anuncie que se incrementarán los controles al ciclismo local, en el marco de la lucha antidopaje. Tampoco se descarta que se abra una investigación más profunda.

"Cuando hay más de un positivo, lo que se hace es incrementar los controles", dijo a Referí una fuente de la ONAU. En este caso fueron siete los adversos que se registraron en los 27 controles realizados fuera de competencia, más de uno cada cuatro. Por lo que hay méritos más que suficientes para que se intensifiquen los controles sobre el ciclismo.

Al respecto, desde la Secretaria de Deporte no se quiso dar detalles sobre los temas que se hablarán en la conferencia.

En tanto, desde la Federación Ciclista Uruguaya (FCU), su presidente, Federico Moreria, señaló que el viernes conocerá si hay alguna determinación para con el órgano que dirige.

"Me enteré por un integrante de la ONAU de los fallos, pero no estoy al tanto de la decisión que van a tomar", señaló.

Sobre los controles y procedimientos realizados, Moreira manifestó: "No hay nada que esté por fuera de los que diga el reglamento de la AMA. Las sanciones son toda acordes a los que se establece".

"Como presidente de la FCU debemos combatir estas anomalías y lo vamos a hacer con todos los medios que estén a nuestro alcance", sostuvo. "Vamos a hacer todo lo posible para que esto no vuelva a ocurrir en el ciclismo y en el deporte", dijo Moreira.

EPO, la sustancia

No es la primera vez que el ciclismo uruguay está bajo la lupa de la ONAU. En diciembre de 2012, se intensificaron los controles ante el desembarco del EPO, la sustancia que 15 años atrás era moda en Europa, pero que en ese entonces ya comenzaba a meterse en el pelotón uruguayo.

Más de tres años después, esa sustancia fue la que se encontró en la mayoría de los siete adversos que ayer fueron confirmados.

Según supo ayer Referí en base a fuentes del caso, los siete deportistas confesaron que se habían dopado, pero en sus declaraciones no brindaron "ayuda sustancial" para colaborar con una investigación, como podría ser declarar sobre cómo consiguieron las sustancias o si alguien se las proporcionó, lo que, en caso de haberlo hecho, les habría reducido la pena notoriamente.

Además, al ser EPO la sustancia, una droga de alta complejidad que requiere un programa de dosificación de varios días para que el organismo la asimile y que es imposible que a alguien se la coloquen "de casualidad", establece una de las sanciones más duras.

Como había informado Referí, no hay ciclistas de renombre o recientes ganadores de las principales pruebas entre los siete adversos, de los que en su mayoría son jóvenes deportistas.

Además, las fuentes consultadas agregaron que varios de ellos pusieron en duda su continuidad en el deporte debido a las prolongadas sanciones que recibieron y que ninguno apeló el fallo del tribunal de la ONAU.

De esta forma, seis meses después, tiempo que llevó desde que se hicieron los controles, más las posteriores audiencias y resolución de fallos, se cierra uno de los casos de dopaje más duros en el deporte uruguayo, aunque el ciclismo seguirá en observación para que no vuelva a pinchar. l

La resolución de la Onau:

Nombre del deportista: Víctor Memoli
Sustancia prohibida: Eritropoyetina Recombinante (EPO). Grupo S2
Sanción: suspensión de cuatro años para actuar en competencia
Nombre del deportista: Néstor Bares
Sustancia prohibida: Esteroide Anabólico Androgénico Exógeno Grupo S1.1B
Sanción: suspensión de cuatro años para actuar en competencia
Nombre del deportista: Agustín Vidal
Sustancia prohibida: Eritropoyetina Recombinante (EPO). Grupo S2
Sanción: suspensión de tres años y nueve meses para actuar en competencia
Nombre del deportista: José Asconegui
Sustancia prohibida: Eritropoyetina Recombinante (EPO). Grupo S2.
Sanción: suspensión de tres años y nueve meses para actuar en competencia
Nombre del deportista: Juan A. Ramírez
Sustancia prohibida: Clenbuterol (Esteroide Anabólico). Grupo S1.2
Sanción: suspensión de tres años y nueve meses para actuar en competencia
Nombre del deportista: Alexis Cuello
Sustancia prohibida: 19 Nor Androsterona (Esteroide Anabólico Androgénico Exógeno) Grupo S1.1B
Sanción: suspensión de tres años y nueve meses para actuar en competencia
Nombre del deportista: Franco Mieres
Sustancia prohibida: Esteroide Anabólico Androgénico Exógeno Grupo S1.1B
Sanción: suspensión de tres años y nueve meses para actuar en competencia

7
Adversos. Fueron los "positivos" en los controles antidopaje realizados a fines de febrero

27
Controles. Fueron los realizados en esa ocasión, los que fueron fuera de competencia

4
Años. Las penas máximas recibidas por dos ciclistas. El resto recibió 3 años y 9 meses

Populares de la sección

Acerca del autor