El Chavo Díaz sigue perdiendo puntos

El técnico no pudo confirmar lo que consiguió por la Copa y los hinchas le pidieron a gritos que se vaya

Era el partido para que Nacional, y fundamentalmente su técnico, Gustavo Díaz, confirmaran lo bueno que realizaron el miércoles frente a Toluca. Era el partido para consolidar un equipo, un rendimiento. Era el partido para arrancar arriba de Peñarol después del empate de éste frente a Fénix el sábado. Era el partido para que el Chavo Díaz se ganara la confianza de los hinchas.

Nada de eso pasó. No confirmó nada, el rendimiento fue tan malo como en los primeros tiempos frente a Barcelona de Guayaquil y Toluca, arrancó abajo de Peñarol y los hinchas despidieron al entrenador con silbidos y rogándole que se vaya.

Si habrá sido malo el funcionamiento que Díaz ni siquiera concurrió a la conferencia de prensa y se reunió en el vestuario con el presidente Eduardo Ache. Entendió el DT que poco podía explicar tras un juego donde después de los 11 minutos, cuando Laxalt marcó el gol, el descontrol de su cuadro fue total.

Nacional jugó a la tómbola con la pelota. Hubo un lapso de tiempo en que fallaron pases increíbles. Sus líneas se desarmaron. Arismendi quedó mano a mano con De Arrascaeta y le tiró el cuerpo encima para frenarlo. Eso le costó la expulsión al volante.

Nacional tiene tres partidos oficiales este año. Empató 2-2 contra Barcelona de Guayaquil en el Parque Central después de perder 2-0 el primer tiempo y jugar rematadamente mal. Fueron Recoba y Abreu, quienes ingresaron en el complemento, más los desaciertos del árbitro Enrique Osses, los que le permitieron empatar agónicamente.

Después llegó el partido en la altura contra Toluca. Otro primer tiempo para el olvido. Perdía 1-0 y si no le hicieron más goles fue por la actuación de Jorge Bava en ese lapso. Cambió en el complemento. Los ingresos de De Pena (a raíz de que se lesionó Álvarez) y de Arismendi, el oportunismo de Sánchez y la categoría para definir de Alonso, dieron vuelta el resultado.

El técnico ganó puntos. El presidente Eduardo Ache lo respaldó públicamente. Los jugadores también. Éstos siempre destacan el trabajo de Díaz y de sus colaboradores. Un técnico moderno, con métodos de entrenamiento de primer mundo.

Pero ayer volvió a fracasar. No solamente porque perdió (y los resultados son determinantes), sino porque Nacional no funcionó como equipo. No encontró respuestas. Recoba no fue el salvador como tantas veces. Abreu tampoco. Y su futuro se complica.

CIFRAS
22
Partidos. Son los dirigidos por Díaz en Nacional. Ganó 13, perdió seis y empató tres.

5
Goles. Los que recibió Nacional en los tres partidos jugados este año. También hizo cinco.


Populares de la sección

Comentarios