El cese de Goncálvez solo tuvo tres votos en directiva

La decisión de cesar a Jorge Goncálvez no tuvo los votos necesarios para su aprobación, pero los dirigentes que se manifestaron en contra ya se resignaron. El entrenador no quiere regresar

La situación institucional de Peñarol queda en jaque cada vez que se debe nombrar un nuevo entrenador. Por un lado Juan Pedro Damiani considera que, en su rol de presidente, es él quien debe tomar las decisiones. Por el otro, Edgard Welker dispara munición pesada y desfila por los medios analizando las incongruencias de una directiva que parece estar a la deriva.

Juan Pedro Damiani habló con Hora 25 y fue claro: “Hay que tomar decisiones y las la toma el presidente. El vicepresidente tiene que esperar a ser el presidente para tomar las decisiones”.

Según supo El Observador, la decisión de cesar en sus funciones a Jorge Goncálvez, fue un impulso de Juan Pedro Damiani que solo tuvo eco en dos dirigentes más: Walter Pereyra y Juan Fernández Methol.

Ante las ausencias de Rodolfo Catino y Julio Luis Sanguinetti, que no estarán en la votación de esta tarde por distintos motivos, otros seis directivos plantearan su disconformidad con la medida tomada. Ellos son Edgar Welker, Gervasio Gedanke, Ricardo Rachetti, Isaac Alfie, Carlos Scherchenere e Ivonne Risso.

Edgard Welker dijo a El Observador que habló con Jorge Goncálvez. “El Tito está muy caliente y con razón. Se le dejó armar el plantel y se lo juzgó por tres amistosos. Él no quiere volver a Peñarol, me dijo que ya estaba pensando en otras cosas”, dijo.


Populares de la sección

Comentarios