El caos de La Catedral

La desorganización del torneo olímpico en Wimbledon atormenta a los jugadores; el domingo quedó afuera Radwanska y se clasificó Novak Djokovic

Los desajustes y la falta de previsión del comité organizador de los Juegos Olímpicos tienen a maltraer a los tenistas de Londres.

Las casas alquiladas en Wimbledon por la Federación Española de Tenis, a escasa distancia del All England Club, sacaron de más de un apuro y de una emergencia a la Armada española.

Lo que inicialmente era un recurso y una previsión para que los jugadores descansaran, dada la distancia entre el recinto tenístico y la Villa Olímpica, en las vísperas u horas posteriores a los partidos designados, terminó por convertirse en una cocina, según informó ayer EFE.

El All England Club no provee a los jugadores de comida hasta la hora 11.30. Hasta esa hora, todo corre a cargo de los empleados de la delegación, que deben recurrir a una de las dos viviendas alquiladas y “cocinar algo de pasta” para, por ejemplo, David Ferrer, que afrontaba su compromiso de primera ronda desde las 11.30 según el orden de juego, demorado a causa de la lluvia.

Además, la comida es escasa para los deportistas.

Los entrenamientos es otro aspecto que tiene con dolor de cabeza a los tenistas: el All England Club solo ofrece siete pistas de entrenamiento, que deben acomodarse a las solicitudes de los casi 200 participantes en el torneo.

La dos eliminada
La segunda favorita para llevarse el oro, la polaca Agnieszka Radwanska, cayó por sorpresa en primera ronda ante la alemana Julia Goerges, por 7-5, 6-7 (5), 6-4.

Radwanska, finalista hace apenas un mes en Wimbledon, expone ahora su segundo puesto en el ranking WTA.

Se irá con 8.531 puntos del certamen. Maria Sharapova, que tuvo un estreno olímpico feliz al derrotar 6-2, 6-0 a la israelí Shahar Peer, está tercera en la clasificación y si llega a cuartos de final quedará como número dos. 

Ganó Djokovic
El serbio Novak Djokovic, el británico Andy Murray y el español David Ferrer, subsistieron a una sesión engorrosa, condicionada por la inevitable lluvia londinense, que reveló alguna de las carencias de la organización, patentes en este inicio competitivo.

Tres de los más evidentes candidatos al podio olímpico, junto al suizo Roger Federer, padecieron la inestabilidad de la sesión.

Tras largas interrupciones, que solo permitieron la finalización de 11 de los 48 partidos incluidos en el orden de juego, Djokovic venció a Fabio Fognini en tres sets al tiempo que Murray se deshizo del abanderado suizo Stanislas Wawrinka.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios