El caos de Bolivia, el primer rival: sin DT y con el presidente preso

Echaron al entrenador Soria y ahora los máximos dirigentes están detenidos por corrupción, por lo que no queda casi nadie para elegir uno nuevo
El capitán de la selección de fútbol de Bolivia, Ronald Raldes, pidió hoy la permanencia del seleccionador Mauricio Soria al frente de la Verde para encarar las eliminatorias sudamericanas del Mundial Rusia 2018 en contra del anuncio de la federación, que negociará la rescisión del contrato.

"Hay un buen trabajo que se ha hecho desde que Mauricio asumió hace seis meses. Sería bueno, y lo hemos manifestado los jugadores, que él continúe y poder trabajar tranquilos y encarar lo que viene ya sabiendo la idea que tiene el técnico para el equipo", dijo Raldes al canal privado ATB.

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) decidió hace dos semanas negociar la salida de Soria del equipo, tras criticar algunas actitudes que asumió durante la Copa América celebrada en Chile el mes pasado.

Los dirigentes bolivianos se molestaron con el técnico por haber supuestamente incitado a sus colaboradores a exigir más dinero del acordado por la clasificación a cuartos de final en la Copa América.

La situación de Soria al frente de la Verde aún no se ha definido debido a la detención de cuatro dirigentes de la FBF, incluido su presidente, Carlos Chávez, que también es tesorero de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

La Fiscalía General abrió una investigación contra los directivos de la FBF por los supuestos delitos de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, delitos tributarios y estafa con la agravante de víctimas múltiples.

Soria, de 49 años, fue contratado en enero pasado para dirigir a la selección boliviana en la Copa América y en las eliminatorias del Mundial Rusia 2018.

Al mando del entrenador, Bolivia perdió por 5-0 en un amistoso ante Argentina y en la fase de grupos de Copa América empató 0-0 con México, ganó por 3-2 a Ecuador y cayó por 5-0 ante Chile. Luego, en cuartos de final perdió por 3-1 con Perú.

Raldes expresó hoy sus deseos de que Bolivia, que debutará en las eliminatorias en octubre próximo ante Uruguay, logre la clasificación al mundial, como ocurrió en 1993.

"Que Bolivia vuelva a un mundial es un sueño que nadie te lo puede quitar. Hay muchas cosas, muchas dificultades en el camino que uno atraviesa pero ojalá lo podamos conseguir", afirmó.

Fuente: EFE