El campeón y la copa

El campeón del mundial de 1950, Alcides Ghiggia, estuvo con la Copa del Mundo y vaticinó un torneo "difícil" para los equipos grandes. Mirá el video

Alcides Ghiggia, último superviviente de la final del Mundial de 1950 y autor del gol con el que Uruguay se llevó el título en el célebre Maracanazo vaticinó un torneo "difícil" para los equipos grandes debido al gran nivel de los participantes con los que nadie cuenta.

Ghiggia se expresó así durante su participación como invitado de honor en la gira de exhibición del trofeo del Mundial que el 13 de julio recibirá en Río de Janeiro la selección campeona.

El legendario exjugador, de 87 años, fue el único autorizado a tocar la estatuilla.

"Me pregunta, y yo digo que va a ser un Mundial muy, muy difícil porque hay selecciones que mucha gente no cuenta con ellas, pero que han avanzado mucho", afirmó.

Ghiggia, que planea acudir al Mudial de Brasil, reconoció que para ganar esta "nueva copa", ya que la que el ganó hace 64 años era el trofeo Jules Rimet, los participantes tendrán que tener suerte, si bien apuntó que "a la suerte hay que ayudarla".

"Es un honor tocar esta copa. Yo tuve la suerte en el cincuenta de estar con la copa Rimet, y ahora con esta copa nueva, que todos podemos ver y yo la suerte de poder tocarla", señaló.

La FIFA sólo autoriza a los mandatarios de los países y a aquellos futbolistas que fueron campeones del Mundial a tocar el trofeo.

El menudo exlateral apuntó que Uruguay, produce "grandes figuras" del fútbol y fue capaz de ganar tantos torneos internacionales, entre ellos dos trofeos mundialistas, dos oros olímpicos y quince Copas de América porque es un país "muy futbolero" donde "desde muy niño" se empieza a jugar.

La Copa del Mundo de Brasil 2014 llegó a Uruguay en medio de un estricto control de seguridad para ser exhibida al público a partir del viernes en la sede del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

Se espera que más de 14.400 aficionados al deporte rey acudan a contemplar el trofeo y a fotografiarse con él.

El trofeo es una escultura diseñada por el italiano Silvio Gazzaniga en 1974, elaborada en oro macizo de 18 quilates, que mide 36 centímetros de altura, pesa más de seis kilos y está valorada en al menos 200.000 dólares.

La estatuilla comenzó el pasado mes de septiembre en Brasil su gira más larga por el mundo, que incluye visitas a 89 países, 39 de ellos en América Latina.

La Copa del Mundo visita Uruguay

Populares de la sección

Comentarios