El campeón se reconstruye

Gutiérrez pidió un jugador por línea, pero pueden ser más para cubrir las posibles bajas

La idea de Nacional es contratar dos o tres jugadores para reforzar el plantel que ganó el Apertura. Sin embargo, como pasa habitualmente durante los períodos de pases, la lista de candidatos suele ser mucho más extensa que los puestos a cubrir. A las pretensiones del entrenador deben agregarse los jugadores que ofrecen los empresarios y los que pueden llegar si se marcha alguno.
“El técnico nos pidió reforzar la línea de zagueros y estamos en la etapa de consultas, de ver el perfil del jugador y de los nombres. Hay muchos que surgieron pero sin base cierta” dijo el dirigente Claudio Puig a El Observador. Agregó que pondrán énfasis en futbolistas “que estén en actividad y que puedan incorporarse rápidamente al grupo”, ya que Nacional juega el 4 de febrero por la Copa Libertadores frente a Santiago Wanderers o Palestino de Chile.
Álvaro Gutiérrez pidió a Matías Malvino para la línea de zagueros. Si bien tiene contrato con Lugano de Suiza, al jugador no le desagrada regresar a Uruguay para defender a los tricolores y participar de la Copa.
Pero no es el único que suena para ese sector. Otro ex Defensor Sporting, Mario Risso, también está en la agenda. Risso se fue a Botafogo en febrero y en agosto pasó a préstamo a Náutico, pero ha tenido poca actividad. Ya en el anterior período de pases Nacional se interesó en él. Además, fueron ofrecidos los argentinos Cristian Nasuti (Deportivo Cali) y Hernán Pellerano (Tijuana). El técnico se quiere cubrir ante la posible baja de Rafael García.


Newell’s por Porras
El mediocampo tricolor estuvo muy bien cubierto con Diego Arismendi, Gonzalo Porras y Maximiliano Calzada. Pero, como los tres pueden irse, el entrenador intenta cubrirse. Arismendi está negociando su continuidad, Calzada tiene ofertas de México y de Dubai, mientras que en las últimas horas se conoció el interés de Newell’s Old Boys por Porras.
Para esta zona fue ofrecido Ribaír Rodríguez. Se nombró a Israel Damonte, pero hay un problema: Nacional reclamó a la FIFA porque Estudiantes no le pagó US$ 140.000 del pase del volante a mediados de 2013.
Gutiérrez también pidió un delantero para la banda derecha. Surgió Tabaré Viudez, pero tiene contrato en Turquía. También Gonzalo Bueno, pero es zurdo. Cristian Tabó, de Racing, es otro de los nombres que aparece en la mesa de los dirigentes. Se nombró a Maximiliano Rodríguez, de Gremio, pero es volante.
Nacional también debe resolver lo de Sebastián Abreu. Como informó El Observador, el club ya le dijo al minuano que su puesto está cubierto con otros jugadores. Pero, si antes del 5 de enero Abreu no consiguió equipo, se presentará a entrenar en Los Céspedes, ya que tiene un año más de contrato.

Polémica por Amaral
Rodrigo Amaral tiene 17 años. Es una de las promesas de Nacional e integra la preselección sub 20 que se prepara con vistas al próximo Sudamericano. Su nombre desató una polémica en los últimos días, ya que su madre le comunicó al empresario que lo representa, Pablo Boselli, que se cortó el vínculo con él y que ahora el representante del jugador será Gustavo Santorini, agente de Carlos Núñez. Nacional mira de reojo; Amaral tiene una cláusula de salida de US$ 1.500.000.


Populares de la sección

Comentarios