El camino que menos gusta

Tabárez explicó las dificultades que se deberán afrontar para jugar la Copa América Centenario

Con la presencia de solamente seis jugadores, la selección uruguaya comenzó ayer los entrenamientos de cara a la Copa América Centenario que se celebrará en Estados Unidos del 3 al 26 de junio.

Bajo un frío intenso y con la presencia de varios medios de prensa, realizaron primero trabajos físicos bajo las órdenes de José Herrera y Mario Rebollo los futbolistas Mathías Corujo, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro González, Gastón Ramírez, Cristhian Stuani y Diego Rolan.

Después pasaron a la cancha donde estaba ubicado el entrenador Óscar Tabárez y trabajaron con pelota.

El movimiento duró 50 minutos y luego de que los jugadores se retiraran, Tabárez habló en conferencia de prensa.

El entrenador se mostró especialmente crítico con el camino de preparación que inicia su equipo.

En primer lugar, por la preparación que deberá afrontar la celeste: "En todo el período de preparación van a estar llegando futbolistas y eso evidentemente es un problema", dijo.

En períodos anteriores, los clubes europeos liberaban a sus jugadores al término de sus ligas con la única excepción de aquellos que disputaran la Liga de Campeones. Ahora, esa excepción se extendió a otras competencias.

Eso determina que jugadores como Abel Hernández tenga que jugar hoy playoffs de ascenso con Hull City en la Championship, que el sábado Edinson Cavani dispute la final de la Copa de Francia con Paris Saint-Germain o que el domingo Luis Suárez defina con Barcelona la Copa del Rey y Maximiliano Pereira haga lo propio con Porto en la Taça de Portugal.

Fernando Muslera tiene por delante la final de Copa Turquía con Galatasaray el miércoles 25.

Los dos jugadores del medio local, Jorge Fucile y Mauricio Victorino, se sumarán recién el lunes.

Asimismo, el capitán Diego Godín y José María Giménez son los dos que tienen cita con Atlético de Madrid para afrontar el 28 de mayo la final de la Liga de Campeones ante Real Madrid.

"Los futbolistas vienen de culminar temporadas exigentes, no solo desde el punto de vista físico por la cantidad de partidos, sino por las posiciones por las que jugaron: algunos han ganado títulos y otros han logrado ascensos. Hay que ponerse a pensar lo que significa toda la tensión vivida", comentó el entrenador.

"Ahora va a haber una preparación individual de acuerdo a la preparación que traiga cada uno para ponerse en forma. Luego tomaremos la Copa como una continuidad de lo que venimos haciendo después de la Copa América (Chile 2015)", agregó.

Sus críticas, apuntaron luego a la Copa América Centenario: "Es es un torneo muy especial que ni me animaría a llamarlo Copa América; para mí la Copa América es otra cosa".

Tabárez dio sus argumentos: "Juegan seis equipos de Centro y Norteamérica, eso ya la hace distinta. Se juega en todo el territorio de Estados Unidos. No sé si eso es una crítica, pero a mí no me gusta. Es un país impresionantemente grande. Con el calor que hace y las distancias que hay que recorrer aumenta el nivel de exigencia".

El DT llevó su nivel de argumentación fuera de lo deportivo: "Las dos confederaciones que organizan este torneo fueron las más castigadas por los actos de corrupción que fueron recientemente descubiertos. He tenido la suerte de estar en otras Copas América, por lo que me va a parecer distinto; ojalá sea para bien y tanto Estados Unidos como las ciudades a donde vamos a ir, me den una visión más positiva de todo esto".

Coates llega y lo estudian

Sebastián Coates encendió el domingo la alarma de la sanidad celeste al abandonar la cancha a los 17 minutos del partido que su equipo, Sporting Lisboa, jugó ante Sporting Braga.

"Tuvo un dolor muscular que lo hizo salir del partido que jugó. Llega mañana (por hoy) y ni bien arribe se le van a hacer los controles correspondientes para saber cómo está. Es muy importante para tomar resoluciones, ahora no tenemos tiempo. Los casos del Cebolla (Cristian Rodríguez) y de (Nicolás) Lodeiro los veníamos trabajando de tiempo atrás", dijo Tabárez.

El operativo Copa América Centenario está en marcha. Aunque a Tabárez mucho no le guste.

Jadue y aquel juez portugués

Tabárez fue consultado sobre el hecho de que Sergio Jadue –entonces titular de la Asociación de Fútbol de Chile, hoy suspendido de por vida por la FIFA– cambió el juez del Chile-Uruguay de la Copa América 2015.

"No sentí nada. Todo esto se vincula con lo que le pasó a este señor, pero además con el morbo de que en el partido podían haber pasado determinadas cosas. En el Mundial de Sudáfrica a Uruguay le pusieron un árbitro que era inglés (Howard Webb). Los dirigentes se movieron y se puso a un portugués (Olegario Benquerença). Y bueno, supuestamente era mejor. Ganamos porque... Fue el partido con Ghana. Un portugués que (arqueó las cejas pero no completó la frase)... No creo que sea noticia que el presidente de una federación hable con el presidente de un colegio de árbitros, está dentro de la cosa, y para nada tiene que ver con lo que pasó en el partido o me pasó a mí; no tuvo nada que ver", opinó.

Acerca del autor