El cambio táctico de Conte, secreto del Chelsea campeón

En un momento de crisis el entrenador italiano pasó a jugar con línea de tres y su equipo se volvió invencible

Es poco habitual que el momento decisivo en la carrera hacia un título ocurra en septiembre, y más raro aún que se pueda señalar su minuto exacto, pero eso es lo que pasó con el Chelsea esta temporada.

Tras empatar con el Swansea y perder con el Liverpool, el Chelsea se encontró perdiendo 3-0 en el descanso ante el Arsenal el 24 de septiembre de 2016.

Pero a los 10 minutos de la segunda mitad, el nuevo entrenador Antonio Conte pasó a una formación 3-4-2-1 y el Chelsea ya no volvió a mirar atrás. Perdió aquel partido por 3-0, pero no encajó goles en la segunda mitad y, al partido siguiente, inauguró una racha de 13 victorias consecutivas que le permitió acabar ganando el título.

"Todo cambió en el partido del Arsenal", narró a The Guardian el centrocampista belga Eden Hazard, que ha recuperado todo su brillo dirigido por Conte.

"Fue un punto de inflexión. Perdíamos 3-0, estábamos batidos, pero nos unimos, el cuerpo técnico y los jugadores, y decidimos que las cosas iban a mejorar".

A partir de ahí, el Chelsea marcó muchos goles y encajó pocos, batió 4-0 al Manchester United de José Mourinho, 5-0 a un Everton especialmente fiable en defensa, y remontó al City de Pep Guardiola para imponerse 3-1.

Al igual que le había ocurrido la temporada anterior con Mourinho, el Chelsea perdió fuelle en la segunda mitad de la temporada, pero ya había sentado los fundamentos de su triunfo final y aguantó el empuje del Tottenham.

Conte, que llegó al cargo tras dirigir a Italia en la Eurocopa 2016, es reticente a atribuirle tanta influencia a aquel cambio táctico ante el Arsenal, pero admite que aquella derrota quedó grabada en su memoria.

"Fue un golpe, seguro", explicó en febrero. "Normalmente mis equipos no conceden tres goles en la primera mitad, y fue un golpe, un golpe que quisé trasladar a mis jugadores. 'No quiero ésto'".

"Trabajamos mucho para evitar que volviera a ocurrir en el futuro. Pero siempre tengo en mente aquel partido, siempre está presente".

Intensidad febril

Los cambios que siguieron a aquella derrota en el Emirates Stadium fueron profundos. El lateral derecho serbio Branislav Ivanovic perdió la titularidad y se fue del club en enero, junto al nigeriano John Mikel Obi y el brasileño Oscar.

El emblemático capitán John Terry, que no jugó el partido por lesión, nunca recuperó la titularidad y pondrá fin a sus 22 años de relación con el club al final de la temporada. Los tres de atrás en el Chelsea son ahora el inglés Gary Cahill, el español César Azpilicueta y el brasileño David Luiz, que se ha revelado como una presencia sólida y tranquilizadora tras su inesperado regreso al club de Londres desde el París Saint-Germain.

Victor Moses, que apenas jugó con Mourinho, y el español Marcos Alonso, fichado por 23 millones de libras a la Fiorentina italiana, (29,6 millones de dólares, 27,3 de euros), fueron los volantes de contención que apuntalaron la banda derecha e izquierda, respectivamente.

El talentoso Hazard parece de nuevo el jugador que llevó al Chelsea al título en 2015. El volante español Pedro se ha reencontrado con su mejor forma tras abandonar el Barcelona, y el hispano-brasileño Diego Costa ha recuperado el olfato de gol, con 20 tantos, y ha dejado de meterse en tantos líos.

Conte ha dirigido la orquesta con una intensidad febril, convirtiéndose en el gran animador desde la banda, un espectáculo que hizo las delicias de los aficionados sentados justo detrás del banquillo.

Las reacciones a su estilo de sus principales rivales mueven a la sonrisa y delatan ciertos celos.

Por ejemplo, Mourinho le acusó de celebrar excesivamente los goles del Chelsea al Manchester en octubre y de ser demasiado defensivo, una acusación a la que se unió Arsene Wenger. Pero Conte anda a lo suyo y tiene motivos para la felicidad. Tras conquistar la liga, puede concentrarse en preparar la final de Copa del 27 de mayo ante el Arsenal, y podría emular a su compatriota Carlo Ancelotti ganando el doblete en su primera campaña en el Chelsea.


Fuente: AFP

Populares de la sección