El cambio de posición del Diente, ¿solución o problema?

Desde que dejó de jugar como "9", Nacional entró en sequía goleadora
Por abajo, por arriba, de pelota quieta, con pases largos, por las puntas... Nacional buscó de todas formas el gol ante Juventud y en una jugada sucia, con un centro al área y forcejeos, encontró el gol del empate 1-1. De hecho, es el único gol en los últimos tres partidos.

Los tricolores han caído en una crisis goleadora y el DT Gustavo Munúa ha movido piezas, pero en la cancha los resultados no aparecen. Y de hecho, cabe la pregunta de si no fueron los cambios los que generaron el inicio de la sequía.

Nacional comenzó la competencia con dos goleadas por 3-0 ante Villa Teresa y River Plate. Luego, también por el Clausura, le ganaron 2-1 a Wanderers.

A partir de ahí comenzó la racha de cuatro partidos sin ganar en las que solo marcó dos goles: 1-1 en el valorado empate ante Rosario Central en Argentina por Libertadores, 2-0 en la caída ante Plaza en Colonia, la igualdad sin goles ante el darsenero en el Parque Central por Copa, y el 1-1 frente a Juventud el domingo en el estadio tricolor.

¿Qué pasó desde ese entonces hasta ahora? Las dos goleadas de los primeros encuentros ilusionaron a los hinchas y hasta se habló de que se había logrado olvidar la partida de Iván Alonso, pero luego el nivel ofensivo cayó. De hecho, el bajón coincide con el momento en el cual el "Diente" López dejó de jugar como nueve.

En esos partidos, que se disputaron en el Campus de Maldonado, Nacional jugó con Ignacio González de enganche y con los delanteros Leandro Barcia por derecha, Nicolás López en el centro y Kevin Ramírez por izquierda, quienes se han mantenido como titulares en casi todos los partidos, a excepción del que jugó con suplentes ante Plaza.

Ante Villa Teresa, los goles fueron de Santiago Romero, López y Barcia. Luego, frente a River, fue el Diente quien anotó los tres.

En la fecha siguiente, Nacional le ganó 2-1 a Wanderers con goles de López y Sebastián Fernández, quien, como en los anteriores encuentros, había ingresado por Nacho González.

Ese ha sido uno de los cambios frecuentes de Munúa (ver apunte) y en base a eso ha variado el funcionamiento. El quiebre fue el partido ante Rosario Central. En ese juego Papelito fue titular en un esquema 4-4-2 en lugar del 4-2-3-1 habitual. Terminó 1-1 y el gol lo hizo López.

Desde ese encuentro, "Papelito" fue titular y Nacho pasó al banco, a excepeción del partido ante Plaza con suplentes.

La entrada de Fernández hace que López se retrase unos metros y no esté tan cerca del área rival, como en el comienzo, cuando estaba picante en la red. Ante River, por la Copa, ocurrió eso, al igual que frente a Juventud.

En ese encuentro, Munúa arriesgó y sacó a Gonzalo Porras, uno de sus volantes de marca, para poner a González de enganche, quien finalmente anotó la igualdad.

El último partido también tuvo el debut de Leo Gamalho (ver apunte) y sorprendió su posición. No entró como 9, sino que estuvo unos metros más atrás y quien sí quedó en el área fue Ramírez, quien desde que llegó al club había jugado por la punta izquierda y no en el centro, su puesto natural. El brasileño aportó su gran estatura para bajar pelotas aéreas.

Los resultados no han acompañado los cambios de Munúa, quien coloca muchos delanteros y jugadores ofensivos, pero que en los últimos encuentros ha visto como su equipo bajó el promedio de goles, algo que puede costarle caro a un grande. l

papelito o nacho
Es el principal cambio del equipo tricolor. Empezó jugando con Ignacio González de enlace y a partir del encuentro ante Rosario Central el DT colocó a Sebastián Fernández, quien se mantuvo de titular. El primero es un enganche clásico que puede aportar pases entre líneas para los atacantes que tanto le faltaron ante Juventud y el segundo es un delantero movedizo y veloz que con Munúa ocupa el área, donde suele ser muy efectivo cuando le queda alguna pelota. Eso ha provocado que Nicolás López salga del área, reduciendo su poder ofensivo.

probó a todos los delanteros
El brasileño Leo Gamalho era el último atacante que quedaba por jugar de manera oficial y lo hizo el domingo ante Juventud. Entró en el minuto 71 y tuvo participación a la hora de ir a buscar pelotas aéreas y forcejear con los zagueros pedrenses, pero no tuvo ninguna situación para rematar al arco. Además de Gamalho, el técnico Gustavo Munúa ha utilizado a Cristian Tabó, quien suele entrar por Barcia pero no ha anotado goles, y con menor participación a Alejandro Barbaro y al juvenil Juan Mascia.

Populares de la sección

Acerca del autor