El Cairo: choque entre hinchas y policía con 22 muertos

El número de fallecidos puede subir en el correr de las horas. Gobierno habla de "estampida" pero hinchas dicen que hubo represión

Al menos 22 personas según informa la cadena Al-Jazeera murieron hoy en choques entre aficionados ultras de fútbol y fuerzas de seguridad antes de que se disputara un encuentro entre los equipos locales Zamalek y ENPPI en El Cairo. Además, otras treinta personas resultaron heridas en los disturbios, que se desencadenaron cuando la policía impidió el acceso de parte de la afición al estadio de la Defensa Aérea, en el este de la capital egipcia, confirmaron fuentes médicas a EFE.

El Ministerio egipcio de Interior explicó en un comunicado que simpatizantes de ambos equipos intentaron irrumpir por la fuerza en el estadio supuestamente sin haber comprado las entradas para el encuentro, que estaban limitadas a unas 10.000 personas.

Ante esa situación, agregó, la policía tuvo que intervenir para evitar que esas personas "dañaran la propiedad pública".

Fuentes de seguridad apuntaron a Efe que los seguidores de fútbol quemaron un vehículo oficial y los agentes respondieron para detener a los responsables del ataque.

Las fuerzas de seguridad también emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los aficionados, entre ellos miembros de los denominados Caballeros Blancos, como se conoce a los ultras del Zamalek.

En su página de Facebook, este grupo de aficionados radicales subrayó que veinte personas murieron y acusó a las autoridades de haber rodeado con alambres las puertas del club para impedir los accesos y de lanzar gases lacrimógenos causando desmayos y síntomas de asfixia entre los aficionados.

En otras ocasiones, se han registrado disturbios antes y durante partidos de fútbol, pero los de hoy son los más mortíferos desde que el 1 de febrero de 2012 74 personas perecieron y 254 resultaron heridas en choques en el estadio de Port Said entre los seguidores del club local y del Al Ahly, el más popular de Egipto.

Esos sucesos sin precedentes en Egipto llevaron a las autoridades a prohibir la entrada de público a los estadios, aunque ya se ha levantado la mano en los torneos internacionales.

Precisamente el Ministerio de Interior y la Federación Egipcia de Fútbol habían llegado a un acuerdo para que ese veto desapareciera a partir de este mes en los partidos de la competición nacional.

El partido entre el Zamalek y el ENPPI, de la primera división de la Liga egipcia, estaba programado para las 19.30 hora local (17.30 GMT) y fue atrasado por los enfrentamientos, aunque finalmente se jugó y acabó en empate.


Fuente: El Observador y EFE

Populares de la sección

Comentarios