El Cacique no se rinde

Alexander Medina volvió a jugar en Mercedes, marcó un gol y sigue esperando su oportunidad

Pocos recuerdan que Alexander Medina continúa en el plantel de Nacional. El Cacique se quedó en el club a pesar de que el técnico Rodolfo Arruabarrena le dijo que junto a Sebastián Abreu eran la cuarta o quinta opción en el ataque. El Loco se fue a Rosario Central, pero Medina se quedó a esperar su oportunidad.

Es la característica principal del delantero que nació en Salto. Su temperamento a prueba de balas. Lo demostró mas de una vez. En esta oportunidad se llamó a silencio y continuó trabajando, con el perfil bajo, pero sin darse por vencido. Ni  siquiera cuando a la decisión del técnico de relegarlo se sumó una lesión.

Los periodistas fueron a buscarlo, pero él nunca quiso hablar públicamente. Off the record siempre fue optimista, dijo que iba a esperar su oportunidad.

El jueves, Nacional fue a jugar un partido amistoso en Mercedes. Se enfrentó a una selección local y ganó 8 a 0. Nada fuera de lo común. El equipo tiene libre el fin de semana por los partidos de la selección en las Eliminatorias y el cuerpo técnico programó un encuentro para no perder ritmo. También es habitual que fuese en el interior del país, ya que Nacional cada tanto hace una recorrida para no olvidar a los socios que tiene afuera de Montevideo.

El dato que resalta es que Medina disputó 30 minutos de ese partido y marcó un gol. Siempre es bueno para los delanteros marcar goles, por más que en los últimos tiempos el Cacique sobresalió más por su amor propio dentro del campo que por su capacidad goleadora.

La semana pasada, antes de que se conociera el plantel que iba a concentrar para el partido contra El Tanque Sisley, el nombre de Medina se coló como posible integrante del grupo. Finalmente, el delantero no estuvo entre los convocados.

Pero la versión surgió en Los Céspedes y fue un indicio. El jueves hubo otro: ingresó en el equipo para jugar el amistoso.

Medina retornó a Nacional para la temporada 2011-2012, cuando el técnico era Marcelo Gallardo. En la temporada anterior había jugado en River Plate y dejado su marca en las redes de Nacional.

En el Apertura tuvo una activa participación en el equipo, pero no así en el Clausura debido a una rebelde lesión en el posterior. Igualmente, marcó ocho goles. En el Apertura 2012 con Gustavo Díaz también jugó seguido y no tanto desde que asumió Arruabarrena. Pero él no se rinde.


Populares de la sección

Comentarios