El cabezón vuelve a casa

Andrés D'Alessandro se despidió de Inter de Porto Alegre entre lágrimas

Parecía que a los 34 años, el talentoso volante argentino Andrés D'Alessandro había encontrado su lugar en el mundo en Inter de Porto Alegre. Zurdo, habilidoso, dueño de goles y gambetas propias de este continente, el argentino paseó su fútbol por Wolfsburgo de Alemania, Portsmouth de Inglaterra, Zaragoza de España y San Lorenzo de Argentina, antes de aceptar este miércoles una cesión a préstamo por un año hacia el club de sus amores: River Plate.

"Después de 13 años se abrió la chance de regresar al club donde me inicié, y esa chance se concretó. Es el club que me vio nacer, el me dio todo y el que me hizo el jugador que soy", dijo D'Alessandro visiblemente emocionado en una conferencia de prensa.

"Fueron siete años y medio en los que conviví con personas que me ayudaron a ser mejor atleta y mucho mejor persona. Inter me dio todo. No podía soñar todo lo que pasó, y pasó", expresó el argentino que ganó seis torneos gaúchos, una Copa Sudamericana, una Libertadores y una Recopa Sudamericana con Inter.

"Solo tengo palabras de agradecimiento. Fue muy difícil pasar por el vestuario a despedirme de mis compañeros y de toda la gente que me acompañó. Fue muy emocionante. Me da orgullo haber formado parte de este club", cerró el Cabezón.


Populares de la sección