El boom de los técnicos fenómenos

Nishikori, Djokovic y Federer siguieron la tendencia de Murray y contrataron a exjugadores de renombre

Enero de 2012. Andy Murray contrata a Ivan Lendl como su nuevo entrenador. Abre la temporada en Brisbane y sale campeón. Cinco meses después quiebra su maleficio y se corona en un Grand Slam. Justo en Wimbledon, primera vez para un británico en 77 años. 

Como Lendl, Murray había perdido antes sus primeras cuatro finales de Grand Slams disputadas. Por eso en su libro Andy Murray: Seventy-Seven, el tenista escocés afirma que “a esa altura (cuando contrató a Lendl) sentía que era un perdedor, nada más y nada menos”.

El éxito de Murray llevó a otros de los principales tenistas del circuito ATP a seguir su camino. En este mes, el japonés Kei Nishikori, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer anunciaron la contratación como entrenadores de exestrellas del deporte blanco.

Nishikori eligió al estadounidense de origen chino Michael Chang. Djokovic contrató al alemán Boris Becker y Federer optó por el sueco Stefan Edberg.

Nishikori, primer japonés en la historia en ganarle a un número uno (Novak Djokovic en semis de Basilea 2011), intentará con Chang ser un top 10. Este año llegó a ser 13º en junio y ahora ocupa es 17º.

Con Chang trabajará entre 17 y 20 semanas al año por lo que su entrenador permanente seguirá siendo el argentino Dante Bottini, uno de esos tantos tenistas que la remó pero no pudo dar un salto de calidad en el circuito.

Para Djokovic la apuesta 2014 será recuperar el número uno mundial. Y para eso deberá vérselas contra Rafael Nadal. Como parte de ese objetivo, el serbio contrató a Boris Becker.

“Novak me llamó el día que perdió el número uno”, contó el alemán a la BBC. Eso ocurrió cuando Nadal llegó a la final del ATP 500 de Pekín tras ganarle a Nole el US Open.

Becker trabajará en forma conjunta con quien ya era entrenador de Djokovic, Marian Vajda, y acompañará al jugador a los torneos de Australia, Dubái, Miami, Montecarlo, Roma, Roland Garros, Wimbledon, Cincinnati, US Open, Shanghái, París y Londres.

Federer afrontará en la temporada entrante uno de los desafíos más duros de su carrera: recuperar su mejor nivel a los 32 años.

El suizo cerró el 2013 con un récord de 45 victorias y 17 derrotas ganando un solo título en el césped de Halle. Cerró la temporada en el sexto lugar del ranking. Por esa razón contrató a Stefan Edberg, otro de los fenómenos de la década de 1980.

El sueco trabajará junto con Severin Luthi y acompañará a Federer en al menos 10 torneos de la próxima temporada. Luthi está hace siete años con el suizo quien este año rompió con Paul Annacone, con quien se entrenaba desde 2010.

Richard Gasquet fue otro que se enroló con un excampeón de Grand Slams (Roland Garros 1993 y 1994), el español Sergi Bruguera.

Muchos de los mejores están ahora en manos de los mejores. Sin embargo, Rafa Nadal seguirá bajo las órdenes de su tío Toni: “Está bien tener a un gran campeón en los torneos porque dan carisma al juego, pero yo me mantendré fiel a mi equipo”, afirmó durante su pasaje por Abu Dabi.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios