El bohemio sale a la Copa

El equipo de Arias debuta en busca de los primeros puntos en una serie muy complicada

Como en 1975, cuando se convirtió en el primer equipo, además de los grandes Peñarol y Nacional, en jugar la Copa Libertadores, Wanderers volverá hoy a disputar una nueva edición del principal certamen continental, cuando se enfrente a Zamora de Venezuela en el Parque Central.

Los bohemios inician su participación en el torneo al que clasificaron por ser segundos en el pasado Campeonato Uruguayo, tras ganar el Clausura y caer en la final ante Danubio a mediados del año pasado.

Si bien varios jugadores de aquel equipo ya no están, como Sergio “Chapa” Blanco o Guzmán Pereira, el entrenador Alfredo Arias mantiene a varios futbolistas de aquel plantel, como Gastón Bueno, Maxi Olivera, Adrián Colombino, Diego Riolfo, Nicolás Albarracín y Gastón Rodríguez.

Además, el bohemio hizo incorporaciones de cara a la copa y el Clausura. El ex Nacional Leandro Burián llegó al arco que dejó libre Federico Cristóforo. También fueron fichados el zaguero Martín Galain, que se ganó un lugar en la defensa, y el delantero tricolor Juan Cruz Mascia, a préstamo, quien hoy será uno de los delanteros.

Además, llegaron Santiago Martínez, quien regresa al club, Carlos Techera, Joaquín Verges, Leandro Reymundez y el ex Cerro Jonathan Rodríguez.

“Estoy muy conforme. Trajimos jugadores con la política de los últimos años: jóvenes y que le dejen futuro a Wanderers en un pase en el futuro”, dijo Arias a El Observador.

Con cuatro amistosos –uno internacional ante Rosario Central–, el debut en el Clausura el pasado sábado no fue un buen ensayo: cayó 1-0 ante El Tanque Sisley en Florida.

En ese encuentro, Arias no incluyó como titulares a Riolfo, Olivera y Albarracín, quienes si estarán hoy ante los venezolanos.
“El equipo de los Chávez”

Con esas palabras definió Arias a Zamora, el primer rival bohemio en la serie que complementan Boca Juniors y Palestino.

El conjunto venezolano es el bicampeón de su país y quiere darse a conocer a nivel continental. Es un club joven, fundado en 2002, que tiene a Adelis Chávez, hermano del difunto Hugo Chávez, como presidente.

“Tiene atrás todo el poder económico y de patrocinadores, porque es el equipo de los Chávez. Tiene todo, lógicamente. Ganó, salió campeón y ahora va primero e invicto”, dijo Arias.

Desde el pasado viernes, el equipo venezolano se encuentra en Montevideo para preparar el encuentro bajo las órdenes del entrenador Julio Quintero.  

Pierre Pluchino, atacante del equipo venezolano, dijo sobre el encuentro ante Wanderers: “Será un partido importante, ante un rival con poca historia internacional al igual que nosotros. Estamos concentrados en sacar un resultado positivo”.

En este contexto, los bohemios abren su camino en la Copa, certamen en el que confían que podrán superar la fase de grupos. Para eso es necesario sumar unidades de local, en una serie que tendrá viajes largos y la visita a La Bombonera. “Creo en mi equipo”, dijo Arias, que se tiene mucha fe.

Detalles:


Populares de la sección

Comentarios