El básquetbol saca la cara por España

En unos Juegos Olímpicos en los que el deporte español aparece lejos de sus últimos registros en el medallero, el equipo de Scariolo llegó a semifinales

En Barcelona 1992 fue calidad con el histórico registro de siete medallas de oro; en Atlanta 1996, Atenas 2004 y Beijing 2008 cantidad con 17, 19 y 18, respectivamente; en Londres 2012 no parece ser ni uno ni otro, y la incógnita queda planteada al mirar los fríos números del medallero, que mantienen a España lejos de los principales animadores, con apenas un oro y siete preseas en total cuando quedan cuatro días para el final de la competencia. Sin embargo, hay una disciplina, el básquetbol que sin jugar en su mejor nivel parece dispuesta a sacar la cara por el deporte de su país.

“Todavía no ganamos una medalla, pero estamos muy cerca”, dice con expectativa, esperanza y un alto contenido de deseo, el base de Barcelona Regal, Juan Carlos Navarro, quien intenta transmitir su ilusión de desembarcar, como en Beijing 2008, en el podio del básquetbol. Hace cuatro años fue con plata, tras perder la final ante Estados Unidos.

El básquetbol español es una de las disciplinas que menos medallas aportó al deporte de su país –apenas dos de plata, la mencionada de Beijing y la de Los Ángeles 1984– en las 120 que hasta ahora registra la centenaria historia olímpica de ese país. Sin embargo, en Londres parece ser una de las mejores apuestas el equipo que orienta Sergio Scariolo. El miércoles dio un gran paso, cuando en el partido de cuartos de final, con gran autoridad en el último período frenó a Francia, le ganó y clasificó entre los cuatro mejores. Ahora deberá cruzarse con Rusia.

“No sentimos que tengamos que hacer algo por los demás, estamos haciendo lo que debemos, nada más”, explica Navarro a El Observador, luego de ser consultado acerca de si el equipo que integra carga con la obligación de subir al podio para sumar en un medallero que no luce como en otras ediciones y que necesita que el básquetbol saque la cara por él. Y subraya: “Estamos en camino”.

Apenas concluido el diálogo con el base, quedo frente a frente a una periodista y le pregunto por el mismo tema, la sequía en el medallero y me responde: “Eso depende con los ojos que se miren. Si tú te dejas guiar por los análisis excesivamente optimistas que se hicieron previo a Londres el objetivo eran 20 medallas, si la referencia es la realidad, creo que lo posible son 15 y los deportistas españoles van camino a eso. Ya tienen siete, y otras dos aseguradas porque hay dos deportistas clasificados a otras finales. No creo que sea tan negativa la actuación como intentan presentarla”, subraya.

Entonces repaso el medallero de Londres 2012 y leo que España figura en el 29° lugar con una de oro, cinco de plata y una de bronce, total siete preseas. El oro lo consiguió Marina Alabau en vela, la plata la aportaron el canotaje, nado sincronizado, natación (2) y triatlón y bronce de canotaje.

Los registros recientes destacan la calidad de la delegación española en Barcelona 1992, cuando fue anfitrión y consiguió su mejor registro con siete de oro, que lo ubicaron en el sexto lugar del medallero, y la abundancia en tres de los últimos cuatro Juegos Olímpicos con un mínimo de 17 preseas que lo posicionaron entre los 20 mejores en 208 países.

En las dos últimas décadas, cuando impulsados por la organización de los Juegos Olímpicos y todo lo que dejó para el país esa experiencia, la única pobre cosecha fue la de Sídney, con 11 y solo tres oros. El domingo se sabrá en qué lugar queda Londres, si se destaca por la calidad, por la cantidad o por la escasez de medallas. Por ahora el básquetbol hace fuerza para levantarlo en el medallero.


Fuente: Enviado a Londres

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios