El barbero que esculpe las estrafalarias cabezas de los jugadores chilenos

"Jota Master" es el encargado de los cortes de pelo de las estrellas de la selección chilena: rapado, mohicano y jopo

Con tijeras, una navaja y un poco de agua, el barbero "Jota Master" esculpe los estrafalarios peinados que han impuesto como moda las estrellas de la selección chilena de fútbol, anfitriona de la próxima Copa América de Chile.

En la antesala del torneo, el trabajo es incesante para este joven barbero de 22 años. "Todos quieren parecerse a sus ídolos", afirma a la AFP, mientras le corta el cabello a un joven de 18 años, al estilo del seleccionado Marcos Medel.

El peinado, una especie de mohicano, con un rapado desde la mitad de la cabeza hacia abajo y un jopo en la parte superior, es uno de los "más pedidos" en este momento, agrega el barbero, quien hoy es el encargado de cortarle el cabello a gran parte de los seleccionados chilenos.

"Le corto a Arturo Vidal, Claudio Bravo, Mauricio Isla, Alexis Sánchez, Eduardo Vargas, Marcelo Díaz, Gonzalo Jara les estoy cortando prácticamente a casi toda la selección chilena", afirma "Jota Master", en el departamento en el que tiene montada su peluquería.

Pero el trabajado mohicano que luce Arturo Vidal -astro de la Juventus de Italia- termina con varias finas líneas que enmarcan una "V" de Vidal en la nuca, no es uno de los más pedidos por el público aunque sí uno de los trabajos más admirados de este joven barbero.

El corte de Arturo Vidal no está tan de moda, porque es un corte más extravagante. En los colegios no se permite ni en los trabajos", afirma el peluquero, que puede demorar varias horas en esculpir las figuras que le piden sus clientes, como las varias estrellas y el número 17 que alguna vez le hizo en la cabeza a Gary Medel.

Inicio precoz

Jota Master cuenta que comenzó en este oficio a los 13 años, imitando en él mismo los cortes de los jugadores de la NBA estadounidense. De a poco fue perfeccionado la técnica, hasta que llegó a cortarle el cabello a Arturo Vidal y con ello, se fue ganando fama entre los futbolistas chilenos, que comenzaron a llamarlo cada vez que venía a Chile.

"Comencé con Arturo. Le fui a cortar a su casa, porque necesita un peluquero, y ahí le quedó gustando y me empezó a llamar. Luego, comenzaron a llamarme el resto de los seleccionados", cuenta el barbero, que concurrió ya a la concentración de la 'Roja' de cara a la Copa América para córtale el pelo a varios seleccionados.

Hoy vive de su oficio. Fuera de la selección, muchos jóvenes acuden a él casi cada semana para retocar sus cuidados peinados o imitar a sus ídolos.

"Vienen niños a pedir el corte del ídolo. Me dicen: yo soy fanático de él y quiero su corte. Desde el chico al más grande quieren el corte del ídolo", concluye.



Fuente: Paulina Abramovich/AFP