El ballet del Guti

Solidario desde la concepción, estético en las formas y terrible en la ejecución, con un Iván Alonso formidable, Nacional se floreó ante Defensor

Juan Manuel Díaz engancha y un jugador de Defensor Sporting sigue de largo. Mete una flecha precisa al pecho de Iván Alonso que descarga a Pereiro. El botija encara. Es atrevido. Y asiste. El Colo Romero, en constante desdoble, llega al fondo. Pero no se enceguece con el arco. La mete al segundo palo. Y Seba Fernández solo la empuja. Ese fue el cuarto gol de Nacional ayer ante Defensor Sporting. Un poema. Una escena mágica. Una canción que nos recuerda la niñez. Una bailarina haciendo puntas. En una sola palabra: arte.

Y eso fue Nacional, que goleó 5-2 a Defensor Sporting en su estreno en el Apertura. Para demostrar de qué está hecho. Para ratificar que sale a ganar este campeonato.

El equipo de Álvaro Gutiérrez partió de premisas prácticas para luego darle vuelo a su juego.

Sabedor del estilo fino y veloz de los violetas, el tricolor fue primero más firmeza defensiva que voracidad por el ataque.

Con Porras como volante tapón por delante de la línea de cuatro, tomando como referencia al Nico Olivera, Nacional fue una bestia al acecho para la transición defensa-ataque del juego violeta.

Porque cuando Romero dio el paso al frente para presionar, Defensor no hizo pie con el solidario despliegue de los tricolores a la hora de ir a la caza de la pelota.

Así llegó el gol que abrió el camino del triunfo: Arias la perdió en la salida con Pereiro y el zurdo fue al fondo para habilitar a Alonso que abría su tarde soñada.

Defensor, que sufría cuando lo agarraban a contrapié y que sufría cuando los laterales rivales pasaban al ataque, lo empató con lo suyo: una combinación a alta velocidad donde Herrera sacó un centro y De Arrascaeta la empujó sin dejarla picar. Un oasis.  

Porque la imprecisión a la que Nacional forzó constantemente a los violetas quedó manifiesta en el segundo gol donde De Arrascaeta regaló una pelota y Díaz aprovechó las espaldas de Arias para volver a habilitar a Alonso que clavó un golazo al ángulo.

El primer tiempo se cerró con una notable atajada de Munúa a un taquito de Risso y en el arranque del complemento, Alonso lo liquidó tras otro desborde de un Díaz que a esa altura era una asombrosa mezcla de Paolo Maldini y Roberto Carlos.

Defensor, desbordado, sometido, impotente, debió recurrir al golpe para frenar el aluvión tricolor. Pero igual cayó el cuarto –la obra maestra de la tarde– y un quinto tanto de penal, también de Alonso, luego de que Malvino bajara a un Romero que sorprendió cada vez que pasó al ataque.

Lo que le sobró al partido engordó al hincha. Toqueteos bañados por el ole de la tribuna y cambios para ovacionar de pie a Fucile y Fernández. Lo que quedó en claro es que Nacional es capaz de una demostración de esta clase. Rígida desde su concepción, estética por la forma y terrible –claro, con Iván– en la ejecución. ¿El hincha? Maravillado. Como quien admira extasiado un ballet.


La ficha
Nacional 5-2 Defensor Sporting
Nacional: Gustavo Munúa, Jorge Fucile, Rafael García, Guillermo De Los Santos, Juan Manuel Díaz; Gonzalo Porras; Leandro Barcia, Santiago Romero, Gastón Pereiro; Iván Alonso y Sebastián Fernández. DT: Álvaro Gutiérrez
Defensor Sporting: Martín Campaña, Ramón Arias, Nicolás Correa, Matías Malvino, Robert Herrera; Juan Carlos Amado, Andrés Fleurquin; Giorgian De Arrascaeta, Nicolás Olivera, Felipe Gedoz; Ignacio Risso. DT: Fernando Curutchet
Cambios en Nacional: 72’ Maximiliano Calzada (5) x L. Barcia, 83’ Henry Giménez x S. Fernández y 88’ Juan Cruz Mascia x J. Fucile
Cambios en Defensor Sporting: 45’ Adrián Luna (4) x J. C. Amado, 75’ Facundo Castro x F. Gedoz y Joquín Boghossian x R. Arias
Cancha: Parque Central
Juez: Darío Ubriaco (4)
Goles: 12’, 22’, 47’ y 82’ de penal I. Alonso (N), 17’ G. De Arrascaeta (DS), 76’ S. Fernández (DS) y 90’ + 2’ N. Olivera (DS)
Amarillas: García (N); Gedoz, Olivera, Fleurquin, De Arrascaeta, Arias (DS) 

 


Populares de la sección

Comentarios