El balance del capitán de Los Teros

Santiago Vilaseca habló de la Tbilisi Cup y del momento del seleccionado
Tras el final de la Tbilisi Cup en Georgia, Los Teros llegaron el miércoles a Uruguay. Se cerró la primera parte de la temporada, que incluyó 13 encuentros internacionales, de los cuales el equipo uruguayo ganó tres (ante Chile, Brasil y Paraguay) y perdió 10 (Argentina XV, Sudamérica XV, Usa Selectv XV, Los Pumas, Chile, dos ante Fiji Warriors , Georgia, Emerging Ireland e Italia A).

El plantel quedó licenciado hasta el miércoles cuando volverán al Charrúa para realizar una mini pretemporada física, buscando una puesta a punto para encarar la recta final al Mundial, que incluirá un test match ante Argentina el 1° de agosto, luego del cual se anunciará el plantel al Mundial, y luego una gira previa por Japón, donde se jugará el 23 y 29 ante el seleccionado local.

Como balance de esta primera etapa, y pensando en lo que se viene, el nuevo capitán de Los Teros Santiago Vilaseca habló con el programa Hablemos de Rugby y dio su visión sobre el camino.
"Desde el punto de vista de los resultados no fue positivo. Apostábamos a ganar un partido y perdimos los tres. Pero se hicieron buenas cosas por momentos, se jugó de igual a igual contra tres equipos superiores. Con los ratos de buen juego nos quedamos conformes, no así con varios momentos en que cometimos errores y le facilitamos las cosas a los rivales. En los dos primeros partidos cometimos muchos penales y los rivales avanzaron. En el último mejoramos mucho los penales pero en el scrum se retrocedió", dijo el capitán celeste

Vilaseca destacó el partido ante el local como el que estaban las mayores expectativas de ganar. "Con Georgia quedó una sensación de bastante calentura; el partido lo perdimos nosotros. Hicimos muchos penales, había ansiedad ofensiva, no respetamos la disciplina táctica, estuvimos adelantados en el último pie, provocamos penales que fue lo que le fue dando puntos a ellos. Fue la diferencia. Tuvimos chance de hacer un try y no pudimos puntuar. Cuando tenés una chance y no lo aprovechás lo pagás".

Sin embargo, el mayor sinsabor llegó en el último partido, donde si bien se avanzó mucho en el juego y se corrigió la indisciplina, el scrum tuvo un llamativo retroceso. "Por lejos, el último partido fue totalmente decepcionante, algo fuera de lo común; nunca los pudimos dominar. Y fue de mucha impotencia el hecho de saber que cada scrum era una lucha, obtuvimos uno y yendo para atrás. Con otro partido de scrum podría haber sido otra historia".

Finalmente, Vilaseca opinó sobre el camino que lleva el equipo al Mundial: "Fue bastante irregular. Si bien ganamos algún partido, con la derrota con Chile cambió todo; fue una derrota que nadie esperaba. A partir del partido con Argentina el objetivo paso a ser disfrutar un poco y aprovechar oportunidades. El partido con Fiji tuvimos pésimo primer tiempo, pero hemos tenido muy buenos momentos de juego. Lo principal siempre es ganar pero todo va en la forma; si hacés todo para ganar y no ganás, hay que analizar el porqué de la derrota"

Acerca del autor