El ataque celeste del futuro

La aparición de Rolan plantea la incertidumbre de si, cuando vuelva Suárez, la celeste volverá a atacar con tres arriba, como hizo cuando ganó la Copa América

Hay que mirar las cosas positivamente. En alguna parte de la eliminatoria vamos a tener un refuerzo impresionante. Tenemos que mirarlo de ese punto de vista, que no se perturbe en nada su reincorporación”.

El entrenador de la selección uruguaya de fútbol, Óscar Washington Tabárez, se resignaba a tener que empezar a imaginar el equipo sin Luis Suárez. Corrían los primeros días de octubre cuando el Maestro tomaba la sanción del salteño con espíritu positivo.

El DT se ponía por un rato la indumentaria del entrenador de un club que sueña con la incorporación del 9 que le permite ilusionarse con pelear por objetivos importantes.

Pero lo que pocos imaginaron era que las soluciones al drama que implicaba jugar sin Suárez aparecieran tan pronto, en los primeros partidos del nuevo proceso.

Tabárez sabía que contaba con Edinson Cavani como faro en medio del mar para la ofensiva celeste. Pero tenía que encontrarle un acompañante. La búsqueda se inició con Diego Rolan, Jonathan Rodríguez, un “viejo” conocido como Abel Hernández y Stuani, que no fue citado en esta última fecha FIFA.

Y vistas las cartas, y sobre todo el partido que jugó la celeste ante Chile, Rolan sacó una leve ventaja. El joven surgido en la cantera de Defensor Sporting deslumbró en Santiago. Y no es un detalle menor mencionar que es titular en su club equipo Burdeos de Francia. Es decir que juega al primer nivel.

Ahora bien, vale elevar la vista y va más allá. ¿Qué pasará cuando Tabárez reciba a su principal refuerzo Luis Suárez? ¿Volverá a jugar con tres hombres en ofensiva como ocurrió cuando ganó la Copa América y alcanzó el cuarto puesto en el Mundial de 2010? No sería descabellado pensarllo, sobre todo cuando se juega de local por las eliminatorias, donde se tiene la necesidad de ganar.

Cuando Tabárez dispuso de Forlán, Suárez y Cavani los puso a los tres juntos, aunque raramente como tres delanteros netos, argumentando que tenía tres jugadores de nivel que debían jugar juntos.

Cuando se empezó a avizorar el fin del ciclo de Forlán el entrenador optó por mover piezas y jugar con dos hombres en ofensiva.

El surgimiento de Rolan y sus condiciones técnicas habilitan la pregunta: ¿Cuándo vuelva Suárez perderá su lugar o Uruguay puede volver a tener una ofensiva con tres hombres?

La clase de Rolan

Lo primero a confirmar es si, con el paso del tiempo, el técnico Tabárez considera a Rolan como un clase A que ocupe el espacio que dejó Forlán. Como dijo tras la victoria ante Chile, su idea es llevar a los más jóvenes de a poco, para que hagan una adaptación segura. Por lo cual es esperable que Rolan no sea titular en todos los partidos de acá a la Copa América.

Está claro que Rolan tiene calidad y demostró categoría jugando en un estadio colmado, con clima de eliminatorias y todo en contra.

No se trata de comparar a Rolan con Forlán, pero el jugador de Burdeos tiene una calidad técnica impresionante. Sabe de volantear y llegar a la ofensiva, como lo hacia Diego, que se tiraba unos metros atrás.De pronto Rolan no tiene la misma pegada que Forlán que podía sorprender con un remate de larga distancia o con un pase profundo, pero tiene categoría.

Cavani al sacrificio

La posibilidad de volver a jugar con tres hombres de categoría en la ofensiva podría determinar que Edinson Cavani vuelva a ir el sacrificio. A ser el hombre que realice la tarea de ida y vuelta para cubrir espacios. Otra opción es que eso lo realice Rolan. Pero siempre hablando en un plano hipotético.

La posibilidad de tener tres delanteros puede generar también un movimiento de piezas en la zona central. Cuando Uruguay jugó así, el DT colocó a dos hombres con características de marca e intensidad a la hora de presionar sobre la pelota como Diego Pérez y Egidio Arévalo Ríos.

En ese caso el entrenador probó con distintas fórmulas. La primera opción es Nicolás Lodeiro de doble cinco. No tiene las mismas características que el Ruso Pérez para mantener la intensidad a la hora de recuperar la pelota.

Otra puede ser Guzmán Pereira, que sumó sus primeros minutos en el equipo seleccionado. Queda la sensación de que Carlos Sánchez va por otro camino.

Por ahora no deja de ser un sueño la opción de volver a contar con una ofensiva que inspire temor. En medio del camino Tabárez recibirá un refuerzo de lujo y comenzará otra historia.   


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios