El arte de la excusa

Como Chávez Jr. la mayoría de los deportistas que dan positivo en un control de dopaje nunca reconocen su culpa y muchos apelan a justificativos que van de lo increíble a lo patético

El boxeador Julio César Chávez Jr. rompió el silencio. Después de dar positivo de marihuana tras el combate que perdió el 24 de setiembre ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, el mexicano atribuyó a unas gotitas su resultado adverso.

“Si di positivo en el antidoping fue porque desde hace años tengo problemas de insomnio; entonces el médico que me atendía me recetó unas gotas que contienen cannabis”, dijo en una entrevista a ESPN.

Sin embargo, la semana pasada su promotor Bob Arum declaró que Chávez fumó marihuana “porque no podía dormir y su uso fue terapéutico”.

El Consejo Mundial de Boxeo multó a Chávez con US$ 20 mil y lo ordenó someterse a un tratamiento de desintoxicación. El púgil lo desaprobó: “Eso es para drogadictos y yo no lo soy”, dijo.

Lo cierto es que la excusa de  las gotitas de Chávez Jr. no parece convincente.

Pero en el mundo de los deportistas que son descubiertos haciendo trampa en los controles, esa conducta obedece a un patrón común: inventar antes que confesar, sobre todo porque esto último se puede reservar para vender libros. Muy pocas veces el deportista admite su culpa. Pero lo peor del caso es que muchos apelan a excusas de carácter fantástico.

A continuación, se ofrece un repaso de los diez justificativos más increíbles utilizados por algunos deportistas en la historia. 

1- LaShawn Merritt
Quería alargarse el pene
Campeón olímpico 2008 en 400 metros y mundial en 2007 y 2009, el velocista estadounidense dio positivo en abril de 2010 de DHEA, la prohormona de la juventud que se encarga de la producción de hormonas sexuales y que como sustancia dopante es utilizada como esteroide.

Merritt alegó el consumo de ExtenZe, un producto comercializado para alargar el pene y mejorar el rendimiento sexual. Dio positivo en tres controles fuera de competencias y fue sancionado por dos años aunque se excusa le permitió estar fuera de las pistas 21 meses. "Fue un error tonto, inmaduro y egoísta”, reconoció.

2- Mariano Puerta
Tomó el medicamento de su esposa
El tenista argentino dio positivo de etilefrina tras la final de Roland Garros 2004 que perdió ante Rafael Nadal.

Puerta dijo que “la ingestión de esa sustancia estaba en un medicamento que toma mi mujer y fue accidental”.

Por tener un antecedente de clembuterol le dieron ocho años, lo que forzó su retiro. 

3- Tyler Hamilton
Culpó a su gemelo muerto
El ciclista que acusa de doparse a Lance Armstrong (el mes pasado publicó un libro) fue el primer deportista al que pescaron con transfusiones sanguíneas.

Si bien ahora reconoce que se dopó siempre (aunque solo dos veces dio positivo), por entonces alegó el llamado "síndrome del gemelo desaparecido" y dijo que fue concebido en un embarazo de gemelos y que eso explicaba la presencia de sangre homóloga, es decir de otra persona.

4- Alberto Contador
El solomillo más famoso del mundo
En el Tour de Francia 2010, en una jornada de descanso, Alberto Contador comió solomillo (un corte de carne) al que culpó de contaminarlo con clembuterol. Lo sancionaron recién en febrero de este año.

5- Dennis Mitchell
Testosterona por exceso de sexo
Fue medalla de bronce en los 100 metros llanos de Barcelona 1992 y oro en la prueba de relevo 4x100 m del mismo evento.

En 1998 dio positivo de testosterona. En su defensa alegó que la noche anterior al control había tomado cinco cervezas y que hizo el amor “al menos” cuatro veces con su esposa porque era su cumpleaños.

“Se merecía ese trato”, expresó. Lo peor del caso es que la Federación de su país ¡lo absolvió! Sin embargo, la Internacional (IAAF) lo suspendió dos años.

6- Javier Sotomayor
El complot de la CIA
En los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999, le detectaron cocaína al saltador en alto cubano Javier Sotomayor.

Fidel Castro apeló a una teoría conspirativa: “La CIA lo envenenó”, dijo.

Al final le redujeron la sanción de dos a un año y pudo competir en Sídney 2000. Pero en 2001 volvió a caer con nandrolona y admitió ante la IAAF que en su cuerpo había sustancias prohibidas”. 

7- Richard Gasquet
Los besos de Pamela
En 2009 el tenista francés Richard Gasquet salió a bolichear a Miami y conoció a una chica, Pamela, con la que se besó varias veces. Cada cariño duró entre cinco y diez segundos.

La chica había consumido cocaína que entró así al organismo de Gasquet según determinó el TAS: 1,46 microgramos, el equivalente a un grano de sal, cuando más de 0,5 ya se considera positivo.

La sanción de un año que le había dado la Federación Internacional de Tenis se rebajó a dos meses y medio.

8- Petr Korda
Empachado de comer carne
Tenista checo que en 1998 ganó el Abierto de Australia. Ese mismo año, después de Wimbledon dio positivo de nandrolona. Dijo que el alto nivel detectado en su cuerpo de esa sustancia se debía a su pasión voraz por la carne.

La excusa le valió un año hasta que la Federación Internacional revisó su caso y lo sancionó un año.

Estudios posteriores demostraron que por el nivel de nandrolona que se le detectó al tenista tendría que haber consumido 40 terneras enteras diarias durante 20 años. Y Korda siempre fue bastante larguirucho.

9- Frank Vandenbroucke 
El ciclista que amaba a su perro
Nunca dio positivo pero en su biografía No soy un dios admitió haber usado drogas. En 2002 la policía allanó su casa y encontró EPO, clembuterol y morfina. El ciclista belga dijo que eran sustancias para tratar a su perro que estaba enfermo.

10- Romario
El drama de la calvicie
En 2007, a los 41 años cuando jugaba en Vasco da Gama, fue suspendido 120 días por dar finasterida en un control. Dijo que la sustancia estaba en la receta de un producto que usaba desde los 13 años para combatir la caída de pelo.

 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios