El arco está seguro con Santiago Mele

El golero celeste va por el récord de Álvez, pero lo más importante: Tabárez tiene alternativas para el futuro
A los tumbos anduvo Uruguay por las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010. Sufriendo por errores propios y ajenos. Pero los que más preocuparon fueron los que dependían de sí mismo. Durante un tiempo el arco de la celeste no gozó de la estabilidad que pretendía el entrenador.

Hasta que un día, el técnico Óscar Washington Tabárez encontró el nombre indicado y decidió una parada complicada. Jugarse por un golero que marcara una época, como pasó durante muchos años con el nombre de Rodolfo Rodríguez. La apuesta del DT pasaba por encontrar un arquero que lo emulara.

En un momento caliente del proceso, jugándose la clasificación, en la altura de Quito, el técnico arriesgó haciendo debutar a Fernando Muslera en octubre de 2009. Casi una década después se convirtió en el golero que cubrió una era. Y sigue vigente.

De un tiempo a esta parte Tabárez se encuentra con una camada de goleros que le permiten dormir tranquilo. A la sombra de Muslera siempre descansó Martín Silva. El técnico tiene un particular respeto por el ex futbolista de Defensor Sporting. No es para menos, es un suplente positivo, querido y escuchado en el grupo. Y lo que es más importante, cuando fue llamado a actuar, respondió.

Pero se sumaron nuevos nombres a la nómina. Durante un tiempo el puesto de tercer golero fue de Rodrigo Muñoz, pero ahora quedó relegado por el nivel mostrado por Martín Campaña, figura e idolatrado en Independiente.

El hecho ahora es que Campaña tiene dos competidores de lujo: el nivel mostrado por Esteban Conde lo llevó a ser considerado y el joven Gastón Guruceaga goza de buenas referencias en el cuerpo técnico celeste pese a que a nivel local se lo cuestionó.

Pero en la actualidad hay un botija que brilla con nombre propio: Santiago Mele. El golero de la sub 20 mantiene su arco cerrado en lo que va del Mundial. Su actuación individual es digna de elogios. Cuando fue llamado a actuar respondió con solvencia. Y su invicto se agiganta poniendo en peligro la marca de Fernando Álvez.

Solvencia


El joven Mele no recibió goles en los cuatro partidos del Mundial que está disputando con la sub 20 en Corea del Sur, lo que equivale a 360 minutos invicto.

Debería terminar el primer tiempo del juego y siete minutos del complemento sin goles ante Portugal, en el partido del domingo a la hora 6 de Uruguay por cuartos de final, para igualar la marca de Álvez. El exgolero de Peñarol estuvo 412 minutos sin ser batido en el Mundial de 1979.

La gestión de Mele cobra más relevancia si se suman los partidos del Sudamericano que el equipo de Fabián Coito terminó ganando. Es que, entre el referido evento y los cuatro juegos del Mundial, lleva disputados 13 partidos, con un detalle que no es menor: en nueve de los mismos no recibió goles.

El uno de la celestes se destaca por su seriedad y solvencia. Es seguro bajo los tres palos y cuando sale lo hace con criterio.

Sus virtudes lo ponen en la consideración. Esto habla a las claras de que Tabárez –o su sucesor, porque Mele será golero para otra era– puede dormir tranquilo. Después de un tiempo de dudas, hoy puede ver reflejado con hechos de que el arco de la selección está en buenas manos. Y lo que es mejor aún, de cara al futuro las perspectivas son alentadoras.

Los números de Mele en la selección sub 20

Rival/Resultado
Sudamericano
Venezuela 0-0
Argentina 3-3
Perú 2-0
Bolivia 3-0
Argentina 3-0
Brasil 2-1
Colombia 3-0
Venezuela 0-3
Ecuador 2-1
Mundial
Italia 1-0
Japón 2-0
Sudáfrica 0-0
Arabia Saudita 1-0
Disputó 13 partidos, ganó 10, empató dos y perdió uno. en nueve encuentros su arco terminó en cero.

Acerca del autor