El adiós a Joao entre coimas, sobornos de la dictadura y tráfico de armas

La historia de Havelange, el hombre que hizo de la FIFA una multinacional con más afiliados que la ONU y terminó acusado y suspendido por el Comité de Ética

Don Joao Havelange se jactaba de que, en 1974, cuando desembarcó en la FIFA había 20 dólares en la caja y terminó montando un imperio con más afiliados que la ONU.

Cuando el brasileño le cedió la banda presidencial a uno de sus "socios", el suizo Joseph Blatter, le dejó un patrimonio financiero de 4.000 millones de dólares.

Se le debe reconocer a Havelange que bajo su mandato brindó un impulso al fútbol. Elevó la nómina de participantes en la Copa del Mundo, creó los mundiales juveniles y llevó al fútbol a todos los rincones del mundo a través de millonarios contratos por derechos de televisión.

La muerte de don Joao Havelange, luego de cumplir 100 años, deja atrás un proceso plagado de irregularidades que le permitió llenarse los bolsillos.

¿Cómo lo logró? Havelange montó un triangulo y adoptó una conducción empresarial.

El triangulo estuvo formado por el marketing, que redundó en jugosas ofertas publicitarias en los estadios, el valor de la indumentaria deportiva (Adidas fue su gran socio), y la televisión.

Compra de votos

La carrera directriz de Havelange en la FIFA está salpicada desde su propia elección como presidente.

Según denunció el investigador británico Andrew Jennings, que tenía prohíbo el ingreso a la FIFA, para que Joao ganara las elecciones se compraron votos.

En su libro Foul, Jennings denuncia: "Havelange consiguió que el director en ese entonces de Adidas, Horst Dassler, comprara los votos de los delegados indecisos para elegirlo presidente. Como resultado, dos años después, la marca alemana se asoció con los mundiales de fútbol, vínculo que dura hasta hoy".

Por si fuera poco, Dassler fue el fundador de International Sport and Leisure (ISL), la empresa de marketing que estuvo íntimamente ligada a la FIFA y por la cual terminó cayendo Havelange.

Un hombre con poder

havepinochet.jpg
Havelange con el dictador chileno Pinochet<br>
Havelange con el dictador chileno Pinochet

Su figura alcanzó tanto poder que hasta los presidentes de las naciones se desvivían por ser visitados y distinguidos por la Orden al Mérito de la FIFA que entregaba don Joao.

Fue tanto su poder que se fue innumerables veces acusado de diferentes actos ilícitos como tráfico ilegal de armas, obtener rentas del tráfico de drogas, y hasta obtener sobornos de dictaduras militares.

Al brasileño se lo acusa de haber recibido "favores" del exdictador argentino Jorge Rafael Videla para asegurarse la organización del Mundial de Argentina 1978. Otro tanto ocurrió con la dictadura del chileno Augusto Pinochet. Por esos hechos fue interpelado por el parlamento brasileño.

Se pisó el palito

haveteixeira.jpg
Havelange y su yerno Teixeira<br>
Havelange y su yerno Teixeira

Como la codicia del hombre no repara de límites, Havelange fue devorado por el propio monstruo que creo y al que arrastró a su yerno, Ricardo Teixeira que fue presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Documentos analizados en Suiza, revelados en 2012, dieron cuenta de que tanto Havelange como Teixeira recibieron pagos de parte de ISL para favorecer a la empresa.

¿Cómo se descubrió todo? La quiebra en 2001 de ISL, la agencia de márketing y de derechos televisivos ligada durante años a la FIFA, generó pérdidas cercanas a los 100 millones de euros y permitió descubrir que decenas de dirigentes de la propia FIFA habían recibido en total unos 90 millones en sobornos por parte de ISL.

Entre Havelange y su yerno se llevaron 18,2 millones de euros en comisiones ilegales por derechos televisivos.


Sancionado

Ken Naganuma y Joao Havelange
<p>Los presidents de la JFA y FIFA en 1997: Ken Naganuma y Joao Havelange</p><p></p>

Los presidents de la JFA y FIFA en 1997: Ken Naganuma y Joao Havelange


La FIFA publicó el auto de sobreseimiento de la instrucción penal abierta por la Fiscalía suiza de Zug por "gestión desleal" en perjuicio del organismo.

El auto, con fecha del 11 de mayo de 2010, revela que Teixeira percibió de ISL al menos 12,74 millones de francos suizos (10,6 millones de euros) entre 1992 y 1997 y Havelange 1,5 millones de francos suizos (1,2 de euros) en 1997.

Pero no fue lo único. El parlamento brasileño lo citó para que explicara, entre otras denuncias, el millonario contrato que la selección firmó con la marca deportiva Nike.

El 18 de abril de 2013 Havelange renunció a si cargo luego de ser acusado por recibir dinero de coimas.

Hace unos días celebró sus 100 años en Rio de Janeiro. Invitó a muchos amigos a su celebración, entre los que se encontraba Joseph Blatter que no pudo asistir pero le envió una carta saludando al padre de la bestia que falleció hoy en un hospital en la capital brasileña donde había sido ingresado por una afección pulmonar.


Populares de la sección

Acerca del autor