El 9 del momento

Cuando se debate que los delanteros de la selección no la embocan, Juan Manuel Olivera hace de a tres goles en Peñarol

En Chile lo bautizaron Golivera. En Universidad de Chile es ídolo. En 2009 el Círculo de Periodistas deportivos del país trasandino lo eligió “Mejor Deportista Extranjero”. También le dicen Flaco, Palote y JM19. Hay para todos los gustos. Como sus goles. En momentos en que los consagrados delanteros de la selección nacional no embocan al arco, su nombre gana adeptos para integrarlo al plantel de Óscar Washington Tabárez.

Es el 9 del momento. En siete fechas disputadas del Apertura, Olivera marcó ocho goles para Peñarol. Hizo cinco en los últimos dos encuentros del aurinegro, frente a Central Español y Cerro Largo.

Con su presencia en la cancha, Jorge Da Silva tiene el gol asegurado. Más allá de los debates de turno, de si puede jugar junto a Marcelo Zalayeta o no, si se complementan o se molestan dentro del campo de juego.

Por ahora, basta apelar a los números. De los 15 goles que suma el aurinegro en el torneo, 11 fueron convertidos por ellos dos. Los gigantes del área. Casi dos metros de estatura cada uno.

Olivera gritó goles y los festejó de lengua afuera en países tan variados como Argentina, México, Chile, Paraguay, Corea del Sur, China, Arabia Saudita y Emiratos Árabes. Una extensa trayectoria que reúne clubes como Danubio, San Lorenzo, Cruz Azul, Universidad de Chile, Suwon, Shaanxi, Libertad, Al-Shabab, Al Wasl y Peñarol.

Fue campeón uruguayo con Danubio en 2004, campeón paraguayo con Libertad y campeón chileno con la Uchi. También vicecampeón de la Copa Libertadores con Peñarol en 2011.

Después de una temporada excepcional en el torneo chileno, la Uchi pagó US$ 500.000 por el 50% de su pase y luego lo transfirió en US$ 3.000.000 al fútbol árabe.

Pero lo extraño es que nunca jugó en la selección nacional. Cuando estaba a punto de cumplir 28 años y comenzaba a coleccionar goles propios en el fútbol chileno, habló en radio Cooperativa de sus ganas de vestir la camiseta celeste: “Yo siempre tengo la ilusión. Lo que más quiere un jugador es poder vestir la camiseta de su país”, pero “soy consciente de que hoy por hoy hay jugadores que están en buen nivel y que cada cuerpo técnico tiene a sus jugadores escogidos”, dijo.

Esta semana, tres años después, repitió conceptos similares en el portal Quenonino: “Uno sabe que está lejos porque el cuerpo técnico tiene sus jugadores que le han rendido y eso es muy respetable. La ilusión siempre uno la tiene. Pero hay muy buenos jugadores por delante de uno en esa posición. Sigo trabajando por si algún día tengo la chances quiero aprovecharla. Trabajaremos para eso pero si no se da voy a ser hincha como siempre”.

Un grupo de hinchas de Peñarol creó recientemente una página en Facebook: “Juan Manuel Olivera a la selección”. Además, el Flaco cayó en la redada de una polémica que se desvaneció rápidamente. Sebastián Abreu era entrevistado en Las Voces del Fútbol y los  oyentes opinaron que Olivera estaba 4 o 5 puntos por encima del Loco y el Loco respondió: “Es un excelente delantero, es goleador, referencia de área, pivotea muy bien, pero humildemente y sin entrar en ningún tipo de polémica, a mi entender la liga brasileña está 8 puntos por encima de la uruguaya”. Luego Abreu aclaró en su web que no quiso decir lo que dijo.

En su momento, cuando la gente, los periodistas y hasta el técnico Mario Saralegui le clamaban a Óscar Tabárez por Antonio Pacheco en la selección, el seleccionador dijo que no era lo mismo jugar en la liga local que en Argentina, Brasil o Europa.

Y Olivera juega acá. Hace goles acá. Y lo marcan los zagueros de acá. ¿Será esa una contra? Para Peñarol es una bendición.


Populares de la sección

Comentarios