Egidio fue campeón con Tigres

El equipo del volante le ganó la final a Pumas, de los uruguayos Matías Britos y Gerardo Alcoba

Los Tigres del uruguayo Egidio Arévalo Ríos y el francés André-Pierre Gignac se consagraron campeones del Apertura 2015 del fútbol mexicano este domingo al vencer en penales 4-2 (1-4) a los Pumas en el partido de vuelta de la final jugado en el estadio Olímpico Universitario de la Ciudad de México.

Los Tigres habían ganado la primera final en su casa por 3-0. Eduardo Herrera, al minuto 45, el uruguayo Matías Britos, al 54, y el paraguayo Silvio Torales, al 87, hicieron los goles con los que los Pumas empataron el marcador global 3-3 y forzaron la prórroga.

Gignac, al 103, firmó el gol con el que los Tigres nuevamente se pusieron en ventaja con marcador acumulado de 4-3.

Al 119, el uruguayo Gerardo Alcoba consiguió la anotación que mandó el partido a la definición en penales donde los Pumas erraron dos disparos.

Los Pumas que durante el torneo se preocuparon poco por la posesión de la pelota, en este juego de la final sí ejercieron el control, pero a la hora de llegar al último tercio de campo les faltaba ejecutar la jugada precisa.

En toda la primera mitad, los Pumas le causaron muy pocas preocupaciones al portero argentino Nahuel Guzmán. La primera aproximación sobre el área de los Tigres se dio al minuto 8 con un inofensivo remate de cabeza del paraguayo Darío Verón.

Los Tigres realizaron un impecable trabajo de protección en el lapso inicial, pero al ataque ofrecieron poco. Su principal argumento fue la presencia en punta de Gignac, pero el delantero francés tuvo poca claridad ante el muro defensivo sudamericano ensamblado por Verón y Alcoba.

Pumas tardó bastante tiempo en volver a poner a prueba a Guzmán. Lo consiguió hasta el minuto 37 con un disparo lejano del uruguayo Britos.

Los Tigres estuvieron cerca de irse al descanso ilesos, pero Herrera aprovechó un balón rebotado por Guzmán y marcó el 1-0 con el que los Pumas alimentaron sus esperanzas de remontar.

La segunda mitad se puso en marcha y al 50 el arquero Alejandro Palacios salvó un autogol de Britos que hubiera aniquilado a los Pumas.

Los Tigres siguieron sin manifestarse al frente y permitieron que los Pumas se les fueran encima hasta conseguir el segundo gol.

El ecuatoriano Fidel Martínez entró a revitalizar el ataque de los Pumas y al 54 le puso un pase preciso a Britos que firmó el 2-0 con un certero remate de cabeza.

El empate global estuvo cerca de caer al 65 con un testarazo de Herrera que exigió la atajada de Guzmán.

Los Pumas se volcaron al ataque con vehemencia, sometieron a los Tigres y consiguieron el empate global en una jugada a pelota parada. Tras un tiro de esquina por derecha, Torales que había ingresado de cambio apareció en el área y anotó el 3-0 con remate de cabeza, para enviar el partido a la prórroga.

El tiempo extra comenzó de manera infartante. En el saque de media cancha, Fidel Martínez lanzó un largo disparo que el 'Patón' Guzmán mandó al corner con serias complicaciones.

Al 94, los Tigres tocaron con peligro la puerta de los Pumas. Gignac estiró la pierna para rematar un servicio de Javier Aquino y la pelota se fue a unos metros del arco.

Gignac, un zarpazo para los Tigres

Tigres se abalanzó sobre el área rival y a Gignac le tocó anotar el 3-1. El francés realizó una magistral recepción de pelota y resolvió con fulminante disparo a quemarropa.

Los Pumas no se rindieron. El argentino Ismael Sosa estuvo cerca del empate, pero hacer el 4-1 le correspondió a Alcoba quien se encontró en una pelota que llegó al corazón del área desde un saque de banda.

En las ejecuciones desde los once metros, los Tigres acertaron por conducto de Gignac, el brasileño Juninho, Arturo Rivas e Israel Jiménez.

El argentino Ismael Sosa y Luis Fuentes anotaron por los Pumas mientras que Fidel Martínez y Javier Cortés erraron sus remates.

De esta manera, los Tigres lograron el cuarto título de liga de su historia. Antes se coronaron en las temporadas 1977-78, 1981-82 y Apertura-2011.

"Soy el más feliz del mundo, fue una liguilla increíble, estoy muy feliz por mí y por mis compañeros", declaró Gignac al final del partido.


Fuente: Por Rodrigo Martínez, AFP

Populares de la sección