Dumoulin ganó en los Pirineos y se retiró Contador

El holandés se impuso en la noventa etapa del Tour de Francia, mientras que el español dejó la prueba por sus heridas

El holandés Tom Dumoulin (Giant) se impuso en solitario este domingo en la 9ª etapa del Tour de Francia, con final en el alto de Arcalís, en Andorra, en una jornada en la que el británico Chris Froome conservó el maillot amarillo y el español Alberto Contador se retiró de la prueba.

Bajo un diluvio, Dumoulin, de 25 años, superó en la línea de meta a sus compañeros de escapada, el portugués Rui Costa (Lampre), que entró a 38 segundos, y el polaco Rafal Majka (Tinkoff), a 1'39", mientras que el grupo de favoritos, con Froome y el colombiano Nairo Quintana al frente, entró a 6'35" del ganador de la etapa.

Se trata de la primera victoria de etapa en el Tour para el joven ciclista holandés, que se reveló para el gran público en la pasada Vuelta a España, cuando se quedó a las puertas de llevarse la prueba.

Dumoulin formaba parte de una escapada de una veintena de corredores que se escapó del pelotón en el ascenso al Port de la Bonaigua, la primera de las cuatro dificultades montañosas entre Viella y Andorra.

Con la victoria de etapa para uno de los fugados, Dumoulin se escapó de sus compañeros de fuga en el ascenso final a Arcalís, la llegada más alta de la presente edición del tour (2.240 metros).

Dumoulin, campeón holandés de contrarreloj, ha vestido este año la maglia rosa del Giro de Italia durante seis días, después de imponerse en la crono inaugural y su gran objetivo ahora es ganar el oro olímpico en Rio en la disciplina contra el crono.

Contador dijo adiós

Uno de los grandes aspirantes al triunfo en París, el español Alberto Contador, se retiró a falta de poco más de 100 km para la llegada en Andorra, renqueante por las dos caídas sufridas en las primeras etapas de este Tour, a las que se unió un proceso febril este mismo domingo.

El director de su equipo, Sean Yates, declaró a la televisión francesa que Contador tenía "un poco de fiebre esta mañana".

"No podía tomar otra decisión", se lamentó el madrileño nada más subirse al coche de su equipo Tinkoff. Contador ya había explicado estos días que las numerosas heridas que tenía por las caídas le impedían descansar adecuadamente.


Fuente: AFP