Dueños de los flashes

Por marketing, promoción y títulos, Bolt, Phelps y Federer son los deportistas que, a priori, acaparan mayor atención en Londres; pero en un firmamento de 26 disciplinas deportivas hay estrellas de todos los colores

La natación y el atletismo son la esencia misma de los Juegos Olímpicos. Son los deportes que venden más entradas y los más vistos a través de la televisión. No es de extrañar entonces que dos de las principales estrellas que brillarán en Londres sean Michael Phelps y Usain Bolt.

Phelps, de 27 años, es el máximo ganador de medallas de oro en la historia de los Juegos (14) y en Londres irá por superar el total de preseas que conquistó la gimnasta soviética Larisa Latynina.

La nacida en Ucrania, de 77 años, ganó 18 preseas entre Melbourne 1956, Roma 1960 y Tokio 1964, nueve de ellas doradas. Además de sus 14 oros, Phelps ganó dos bronces para un total de 16. 

El martes pasado, en una entrevista concedida a Reuters, Latynina dijo que no se amargaría si Phelps bate su histórico récord. “Como todos dicen, los récords están hechos para quebrarse. Él es un gran campeón y un hombre muy agradable; soy una gran admiradora de su talento. Disfruto de verlo nadar”, expresó.

“Él ya tiene 16 y debería ganar al menos tres medallas más en Londres”, agregó.

Phelps se clasificó en los trials de natación disputados en Omaha a cinco pruebas individuales. Pero después descartó correr el 200 m libre por lo que competirá en 100 y 200 m mariposa y 200 y 400 m combinado.

Además se espera que participe en los tres relevos (4x100 y 4x200 m libre y 4x100 m combinado) por lo que aspira a siete medallas de oro, una menos que su épica gesta de Beijing 2008 cuando ganó ocho superando las siete de su compatriota nadador Mark Spitz en Munich 1972.

Solo su compañero Ryan Lochte puede hacerle sombra, tal como aconteció en los dos últimos años. Contra él se verá las caras en las dos pruebas combinadas.

“Si se habla de grandes atletas, no puedo esperar a ver a este muchacho Bolt correr en Londres. Es alguien más, fuera de este mundo”, dijo Latynina. “O vean a Roger Federer, por ejemplo. Además de sus grandes resultados, uno solo puede maravillarse por su elegancia, dignidad y estilo en la cancha de tenis. Es un gran ejemplo de un gran atleta”.

La visión de Latynina se encuadra perfectamente en lo que el mundo espera ver en Londres.

Bolt es el deportista más carismático del mundo.

Así como en los comerciales que ha grabado, es en la pista, donde la tensión para correr las pruebas de velocidad es enorme.

Ojo. Eso le jugó una mala pasada en el Mundial del año pasado disputado en Daegu. Una partida en falso determinó su eliminación en los 100 m llanos.

Así emergió la figura de su compañero de equipo Yohan Blake, quien se hizo del oro.

Este año, en los trials de Jamaica, Blake derrotó a Bolt quien clasificó por delante de Asafa Powell, ex récord mundial.

Los estadounidenses Justin Gatlin y Tyson Gay están a la expectativa.

Con el tenis olímpico suele ocurrir lo mismo que con el fútbol. Un Grand Slam es mucho más valioso que una medalla.

Sin embargo, en Londres se pondrá en juego el liderazgo del ranking mundial ATP en el cual Federer viene de desbancar a Novak Djokovic de quien lo separan solo 75 puntos. Rafael Nadal, quien fue la vedette de Beijing 2008, estará ausente por lesión.

Phelps, Bolt y Federer serán los dueños de los flashes. Pero en 26 deportes son apenas la punta de un gran iceberg de fenómenos.

Toda la información sobre los Juegos Olímpicos está en el Especial Londres 2012 de El Observador.


Populares de la sección

Comentarios