Duelo con la historia

Desde 1990, el tricolor no da vuelta un mano a mano después de perder el primer partido de visitante, como le aconteció ahora contra Iquique

Pasó el vértigo de Bolt, las brazadas de Phelps, el llanto de Neymar... Vuelve el fútbol y Nacional tiene un duelo con la historia. El martes a la hora 21 en el Estadio Centenario enfrenta a Deportes Iquique, revancha del partido que perdió 2-0 de visitante el 31 de julio por Copa Sudamericana. El equipo que dirige Gustavo Díaz no solo tiene que ganar por más de dos goles, también tiene que darle una patada a 22 años de estadísticas para clasificarse.

Desde 1990, el tricolor no da vuelta un mano a mano después de perder el primer partido de visitante por cualquier torneo continental. Desde entonces pasaron 11 llaves en esas condiciones y Nacional siempre fue eliminado.

Aquella semifinal que ganó el bolso en 1990 frente a Argentinos Juniors tiene detalles dignos de recordar. No solo porque Nacional lo dio vuelta después de perder de visitante. El encuentro de ida comenzó a jugarse el jueves  15 de noviembre en la cancha de Atlanta y terminó el viernes 16. Es que a los 22 minutos de juego se apagó la luz y no volvió más. Iban 0-0 y el árbitro paraguayo Carlos Maciel lo suspendió. El tiempo restante se disputó al otro día por la mañana.

Nacional, dirigido por Saúl Rivero, formó con Jorge Seré, Tony Gómez, Milton Gómez, Daniel Revelez, José Luis Pintos Saldaña, Héctor Morán, Enrique Saravia, Yubert Lemos, Venancio Ramos, Wilmar Cabrera, Julio Dely Valdez. Argentinos tenía uno de sus mejores equipos históricos, con Carlos Goyén, Coloccini, MacAllister, Sergio Batista, Ortega, Perazzo, Patricio Hernández.

El cuadro argentino ganó 2-1, con goles de Sergio Pérez de tiro libre (se le escapó a Seré en el primer palo) y Ortega; el gol albo lo hizo Julio Dely Valdez.

La revancha, que se disputó el miércoles 21, terminó en una batalla campal. Disconformes con el desempeño del árbitro chileno Gastón Castro, los argentinos le pegaron a él y también recibieron de los policías. Goyén, Batista y MacAllister terminaron presos y recuperaron la libertad después de pagar una fianza de US$ 5.000.

Nacional ganó 3-1, con goles de Ernesto Vargas, Revelez y Wilmar Cabrera. Después perdió la final contra Olimpia.

Desde entonces, no se clasificó más después de perder en la ida de visitante (ver recuadro). Estuvo cerca en la Sudamericana 2002, pero cayó por penales frente a Atlético Nacional.

Más de 20.000 entradas

Además será un día histórico para los tricolores porque los hinchas van a inaugurar la que consideran la bandera más grande del mundo. La avidez se nota en la venta de entradas. Ayer se habían vendido más de 20 mil, con la Colombes agotada. Hoy continúa la venta en los locales de Abitab y en el Estadio Centenario. 


Populares de la sección

Comentarios