Dos décadas de Peñarol a través de 24 técnicos

Diego Alonso aún no pudo ganar con su equipo y en sus primeros cuatro partidos oficiales, solo cosechó el 16,7% de los puntos; desde Menotti en 1990 que no ocurría

Vea en el interactivo lo puntos que logró ganar cada uno de los técnicos desde 1990 en sus primeros cuatro partidos oficiales

Diego Alonso no pensó jamás que su inicio como director técnico de Peñarol tendría tantas piedras en el camino cuando apenas dirigió cuatro partidos oficiales más dos de pretemporada en el exterior.

Pero la realidad es elocuente. Los números del principio son decididamente malos, más allá de que sigue cosechando experiencia y que tiene todo el respaldo del consejo directivo.

Alonso va a seguir en Peñarol y nadie le mueve el piso. Tiene muy claras sus ideas, lo cual no implica que a la hora de llevarlas a la cancha, queden expresadas con claridad.

Por lo visto hasta ahora, todo lo contrario. Su equipo tuvo un comienzo aceptable en Antofagasta contra Cobreloa por la Copa Total Sudamericana, pero decayó muchísimo en los dos compromisos posteriores: contra los chilenos en el Centenario cuando quedaron prematuramente eliminados del segundo certamen más importante del continente, y ante River Plate, en un partido en el que no salió nada.

Distinto fue contra Defensor Sporting. Peñarol supo rehacerse de un gol ni bien había comenzado el segundo tiempo y fue, en algo, lo que Alonso pretende. Buscó por las bandas, le llegó en profundidad a los violetas y llegó al empate en el tiro del final.

Pero la otra parte del libreto no la hizo bien. Otra vez aparecieron los fantasmas acerca de esa “seguridad” que el técnico continúa hablando. Otra vez se pecó en defensa, otra vez hubo individualidades que no rindieron.

Claro que el DT se la jugó con cinco variantes, lo cual no es poco, pero la mayoría de ellas (sobre todo, Albín, Raguso y Núñez), no anduvieron nada. Amado marcó muy solo en el medio y tuvo una actuación aceptable, mientras que Aguiar otra vez fue de los más claros.

Pero sigue sin alcanzar. Continúa pesando –y mucho ya a esta altura– el hecho de que Peñarol no pueda conseguir un triunfo.

“En este momento sería el tipo más feliz diciendo que ganamos los dos partidos jugando mal. Lo que queda hacer es trabajar en todos los aspectos”, expresó el entrenador una vez que terminó el partido del Franzini.

Para Alonso, “es normal esto que nos está sucediendo. Hay un entrenador nuevo en el club, se fueron varios jugadores, llegaron otros y no es lo mismo lo que podemos plantear nosotros al otro entrenador, se tienen que acoplar los nuevos”.

Eso está muy claro, pero también sucede en todos los equipos, sean grandes o no.

El hecho es que el inicio de Diego Alonso, tan lejos de lo esperado en su momento, está siendo complicado.

En una nota anterior en El Observador se explicaba que Diego Aguirre comenzó en 2003 casi con la misma edad que él en Peñarol como DT y luego de un inicio irregular –no tan malo como este– había logrado ser campeón uruguayo al final de la temporada.

Alonso, en sus primeros cuatro partidos oficiales al frente de la institución, cosechó solo dos puntos y no ha podido ganar. Obtuvo solo el 16,7% de los puntos, algo que no acontecía con un entrenador del club desde que César Luis Menotti se hizo cargo en agosto de 1990. Casualmente, en aquella época, Carlos Sánchez, hoy gerente deportivo aurinegro, jugaba como volante por derecha en el equipo. Hubo 24 cambios de técnico y este fue el peor inicio.

Son tiempos difíciles, ingratos para el DT quien busca dar vuelta esta situación cuanto antes.


Populares de la sección

Comentarios