Djokovic puso primera

El serbio tuvo un inicio de año idéntico a 2011, cuando conquistó el primer lugar del ranking e hizo pensar al mundo que era imbatible

El serbio Novak Djokovic comienza otra temporada con el propósito de terminar su tercer año en forma consecutiva como el mejor tenista del planeta, ocupando el puesto 1 del ranking de la ATP.

Desde que se convirtió en el mejor del mundo en julio de 2011, Djokovic solo ha cedido el cetro durante 16 semanas, entre el 9 de julio y el 5 de noviembre de 2012, a manos del mejor de todos los tiempos, el suizo Roger Federer que, con aquel retorno a lo más alto se convirtió en el tenista con más semanas como número 1 al superar al estadounidense Pete Sampras.

Pero 2012 vio como Djokovic recuperó su sillón y finalizó como el mejor de la temporada, por segunda vez. Ese año había arrancado en el primer escalón y de la misma manera lo finalizó. Distinto había sido en 2011, cuando inició la temporada en la quinta plaza y conquistó la parte más alta del podio.

El inicio de la temporada 2013 se asemeja a las dos anteriores, pero por situaciones diferentes. Al año pasado por tratarse de un nuevo inicio de calendario como número 1, lo que le permite ser el primer cabeza de serie en cada uno de los torneos a los que se presente mientras conserva esa condición. Pero quizás más significativo, pensando en sus posibilidades de 2013 y en las perspectivas de lo que pueda hacer en el primer tramo de la temporada, es el paralelismo que se puede trazar con 2011 y los primeros dos torneos del año.

Sin ser nada que llame la atención en Djokovic, 2013 viene siendo un calco de 2011, pues en ambos se quedó con el Abierto de Australia y con el torneo de Dubái. Con esos dos antecedentes, en 2011 también se adueñó del primer Masters 1000 del año, el de Indian Wells, actualmente en disputa y con un Djokovic que se presenta en gran forma.

En cambio, en 2012, Australia le dio la alegría del triunfo, pero Dubái le fue esquivo y se quedó en semifinales, misma instancia en la que quedó luego en Indian Wells.

El año pasado, el verdugo de Djokovic en tierras árabes fue el británico Andy Murray y luego en Indian Wells el estadounidense John Isner.

Pero más allá de estadísticas y coincidencias, lo cierto es que Djokovic no quiere ceder un segundo en su carrera y no debería tener mayores inconvenientes para seguir el camino trazado desde julio de 2011 si se mira hacia el costado.

El español Rafael Nadal no parece amenaza para esta temporada, ya que viene con una larga inactividad por la lesión de rodilla y Federer se acerca lentamente al final de su carrera y raro sería ver un nuevo renacer, como el de 2012, en el suizo. A esto se le agrega que el pujante español David Ferrer ya quedó por el camino en Indian Wells.

Entonces, Djokovic tendrá un camino relativamente despejado, pero como una tormenta a punto de estallar sigue amenazando Murray, que llega a 2013 decidido a entreverarse en la lucha.

A juzgar por las estadísticas (que pesan hasta que un día se rompen, claro está) el año para el serbio no tiene novedades. Más bien, se parece, y mucho, al comienzo de 2011, en que brilló hasta más no poder y se transformó en la máquina que hoy sigue tan aceitada como entonces.

Indian Wells 2013

Más allá de haber cedido un set en su debut, en segunda ronda, ante el italiano Fabio Fognini (6-0, 5-7, 6-2), el serbio ya avanzó a la tercera ronda este año al despachar al búlgaro Grigor Dimitrov por 7-6(4), 6-1.

El propio serbio reconoció que en el primer parcial precisó un respiro que llegó gracias a los errores de su rival.

“Dimitrov empezó bien pero después me dio un respiro al cometer cuatro dobles faltas”, dijo el serbio, quien en la próxima ronda del certamen se deberá enfrentar al estadounidense Sam Querrey.

En tanto, quien se ha convertido en el último gran duelo de Djokovic, el británico Murray, también sigue preparando su aparición para la segunda semana, donde llegan los partidos calientes. Murray logró avanzar fácilmente al vencer al taiwanés Yen Hsun-Lu con parciales de 6-3 y 6-2. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios