Djokovic hizo de las suyas en Brasil

El número uno del mundo visitó Río de Janeiro y allí realizó una imitación perfecta de 'Guga' Kuerten, a quien estaba enfrentando. Además se animó a jugar al fútbol contra Romario

El extenista brasileño Gustavo Kuerten se impuso hoy por 7-6 y 7-5 al serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, en un partido de exhibición disputado en Río de Janeiro en el que el deporte no fue más que una excusa para el humor, el auténtico protagonista del encuentro.

Djokovic decidió dejar a un lado sus dotes para la alta competición y, sin dar muestras de preocupación por el resultado, dio rienda suelta a su famosa habilidad en las imitaciones en un amistoso plagado de anécdotas en el pabellón deportivo del Maracanazinho.

El serbio estuvo muy cerca de anotarse la primera manga, pero tras caer derrotado ante 'Guga' Kuerten en el 'tie break', se dedicó de lleno a entretener al público con su versión más humorística.

Djokovic se enfundó una peluca de rizos y una cinta en el pelo, imagen habitual de los días de gloria del astro brasileño ya retirado, que se proclamó tres veces campeón de Roland Garros.

El jugador imitó con desparpajo el saque y los movimientos oscilantes de cabeza de Kuerten y arrancó las risas y aplausos del público.

Ambos deportistas invitaron a la cancha a niños, con los que improvisaron un peloteo de dobles, y también a los recogepelotas.

Pero el éxtasis para el público llegó minutos antes, cuando Djokovic se acercó al público y volvió a la cancha acompañado de un menor de cabello ensortijado, ataviado de forma muy parecida al campeón brasileño.

El pequeño, aconsejado por Djokovic, disputó y ganó un punto al brasileño y abandonó la pista en medio de una gran ovación.

Los jugadores, que se fundieron en un abrazo al término del partido, tuvieron tiempo además para bromear con los jueces y bailar sobre la tierra batida el célebre "Ai se eu te pego" del cantante brasileño Michel Teló.

Djokovic, quien inauguró una pista de tenis en el Parque Ecológico de la favela de la Rocinha, concluyó la visita de tres días a la ciudad brasileña con un partido de fútbol en el estadio João Havelange en el que se enfrentó a viejas estrellas del balompié como Romario, Zico y Bebeto. El encuentro terminó 3-3, con un gol de penal anotado por el propio Nole.

Novak Djokovic imitó a Gustavo Kuerten

Populares de la sección

Comentarios