Djokovic fue campeón en Shanghái

El número 1 del mundo batió a Tsonga y sigue con un 2015 imparable

El tenista serbio Novak Djokovic, número uno mundial, consiguió su tercer Masters 1000 de Shanghai tras sus títulos en 2012 y 2013, al vencer este domingo en dos sets (6-2, 6-4) al francés Jo-Wilfried Tsonga, 15º del mundo.

Es el noveno trofeo para 'Nole' en la temporada después de ganar tres de los cuatro 'Grandes' (Australia, Wimbledon, US Open), cuatro Masters 1000 (Indian Wells, Miami, Montecarlo, Roma) y el torneo de Pekín, el pasado domingo.

Después de haber ganado el sábado al número 2 de la ATP, el escocés Andy Murray, el serbio se mostró intratable frente a Tsonga, que disputaba su primera final de Masters 1000 desde su título en Canadá en agosto de 2014.

"Creo que he jugado mi mejor tenis de siempre en estas dos semanas. Honestamente, es cómo me siento", comentó Djokovic, quien fue envuelto en una lluvia de confeti dorado.

"Me sentí genial de energía. No me sentí cansado. Jugué siempre con intensidad, concentración y un gran nivel desde el primer día en Pekín, hasta esta final en Shanghai".

Djokovic suma 16.785 puntos en lo alto de la clasificación ATP y casi dobla a su perseguidor, el escocés Andy Murray (8.750), y terminará el año como número 1 por cuarta vez en cinco años.

A dos Masters de Nadal

Tsonga, que venció a dos Top-Ten esta semana, al sudafricano Kevin Anderson (10º) y el español Rafael Nadal (7º), tuvo que claudicar ante el nivel del balcánico.

"Hoy no hay nada que decir. Está (Djokovic) jugando mejor que nadie ahora. Es realmente consistente", declaró el galo.

"Tienes que estar en tu mejor momento para batirle, pero todo el mundo sabe que no puedes jugar tu mejor tenis todos los días", puntualizó Tsonga.

Djokovic, incisivo en el resto, su mejor cualidad, ganó el 57º título de su carrera.

Es su 25º Masters 100 en total, lo que le pone por delante del suizo Roger Federer (24 Masters) y se sitúa a solo dos de Nadal, que ostenta el récord con 27.

En caso de ganar en París-Bercy en noviembre, Djokovic se convertiría en el primer jugador de la historia en ganar seis Masters 1000 en una temporada.

A los 28 años, el serbio está en el mejor momento de su carrera y prueba de ello son sus dos semanas en China, ganando en Pekín y Shanghai sin perder ningún set.

La primera manga fue un paseo para 'Djoko'. En el segundo set, el francés ralentizó el juego y comenzó a recuperar algo de precisión en sus golpes. El partido se igualó, pero con 4-4, Tsonga cometió una doble falta que le condenó.

Tras esto, Djokovic no dejó pasar la ocasión de cerrar la final y hacerse con el trofeo.