Djokovic cambia el chip

El número uno del mundo buscará recuperar confianza después de perder el US Open en Copa Davis donde Serbia enfrenta a Canadá

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, tendrá una rápida revancha después de haberse quedado con las manos vacías en el US Open al perder la final del último Grand Slam del año ante el español Rafael Nadal.

Si bien no será en el circuito de la ATP ni por puntos muy importantes para el ranking, la cita de Copa Davis que lo espera en Belgrado, ante su público, desde mañana y hasta el domingo, es un buen aliciente para cambiar el chip y olvidar rápidamente lo sucedido en Flushing Meadows el lunes pasado.

Obviamente al frente de su equipo, Djokovic buscará poner a Serbia en la final de la competencia mundial por países, algo que no sucede desde 2010.

Janko Tipsarevic –quien eliminó al uruguayo Pablo Cuevas en la primera ronda del US Open– será el segundo singlista de Serbia, que completará el equipo con Dusan Lajovic y Nenad Zimonjic.

En frente estará Canadá, que llega a la capital serbia con intenciones de acceder a la final y de poder aprovechar un posible bajón de confianza del líder e ídolo local.

Milos Raonic es quien comandará a los norteamericanos y donde están cifradas las mayores esperanzas del equipo, que se completará con Vasek Pospisil, Frank Dancevic y Daniel Nestor.

El lógico favorito es Serbia, no solo por ser local, sino por contar como un hecho con los dos puntos de los singles que protagonizará Djokovic. Sin embargo, hay cautela porque habrá que ver cuánto afectó la derrota ante Nadal, un segundo revés consecutivo en la final del US Open y la amenaza latente de que el español le arrebate, en breve, la cima del ranking ATP.

Djokovic tiene por delante la defensa de títulos importantes en el circuito si quiere preservar el número uno. La Copa Davis es un objetivo en sí mismo y mucho más que eso, ya que puede ser el trampolín para volver a despegar en materia de confianza y autoestima, ya que va a estar mimado por su pueblo durante un fin de semana entero a más no poder.

La otra serie semifinal la disputarán República Checa y Argentina en el ahora emblemático O2 Arena de Praga, donde los locales lograron el año pasado alzar la ensaladera por segunda vez en su historia al vencer en la final al equipo de España.

Otra vez estará Tomas Berdych comandando las acciones y acompañado por el experiente Radek Stepanek, quien se convierte en un león jugando en este escenario. Además estarán Lukas Rosol y Jiri Vesely

Los checos tienen ventaja de 4-1 en el historial ante Argentina y, además, los albicelestes no llegarán con su figura del momento, Juan Martín del Potro, quien se ya había anunciado que no iba a estar en esta instancia.

Tampoco estará el legendario David Nalbandian, quien sigue en recuperación después de operarse el hombro.

Juan Mónaco y Horacio Zeballos (compañero de dobles de Cuevas) serán las principales figuras junto a Leonardo Mayer y Carlos Berlocq.



Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios