Distintas voces, distintas culpas

Para José Fuentes la responsabilidad sería de la gerencia deportiva o los delegados; para Javier Gomensoro la culpa es de los jugadores

La prisión domiciliaria para los futbolistas de Nacional Ignacio González y Diego Arismendi, por no haber solicitado permiso para viajar al exterior luego de haber sido procesados sin prisión por una pelea en el verano, fue analizada este miércoles por dirigentes del club, quienes tuvieron distintas visiones a la hora de responsabilizar a quienes llevaron a que se cometiera esa falta.

Para José Fuentes, los futbolistas no tienen responsabilidad por haber salido del país sin pedir la autorización a la Justicia. “No hay responsabilidad de los jugadores. Acá hay responsabilidad de Nacional, no de los jugadores (…) Cuando viajás en relación de dependencia, cuando jugás en un equipo del nivel de Nacional, las cosas son ajenas a los jugadores”, señaló el dirigente a radio Sport 890.

“Es responsabilidad absoluta del club”, agregó. “No creo que (el secretario rentado, Hernán) Navascués sea el culpable, no es un tema de él”, agregó. “Pasa por el área que se tiene que encargar de que todo esté en orden, o los delegados o la gerencia deportiva. Para mí ahí debería estar el tema”, manifestó el dirigente opositor.

Por su parte, Javier Gomensoro, delegado de los albos, responsabilizó a los futbolistas. “La primera responsabilidad es de los jugadores”, dijo a radio 1010AM. “Cuando va a viajar y salir de fronteras debe pedir autorización. La persona debe avisar”, agregó.


Populares de la sección

Comentarios